Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España promete a Marruecos su ayuda ante la Unión Europea

El ministro de Exteriores español ensalza la importancia de Rabat en la posible apertura hacia África

Alfonso Dastis y su homólogo marroquí Salahedín Mezuar.
Alfonso Dastis y su homólogo marroquí Salahedín Mezuar. EFE

El ministro de Exteriores español, Alfonso Dastis, mantuvo su primer encuentro oficial en Rabat con su homólogo marroquí, Salaheddine Mezuar, en el que intercambiaron elogios y ninguno abordó de frente el elefante que hay en la habitación, es decir, la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del 21 de diciembre, que puede interpretarse como la prohibición de explotar productos naturales del Sáhara Occidental. Sin embargo, Dastis prometió a Mezuar que España hará todo lo posible por defender los intereses de Marruecos ante la Unión Europea.

A raíz de la sentencia de la Corte de Luxemburgo, el comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, mencionó en una respuesta escrita parlamentaria “la condición jurídica distinta y separada del territorio del Sáhara Occidental”. Después de difundirse sus palabras, el ministerio de Agricultura marroquí emitió un comunicado el 6 de febrero donde advertía que cualquier obstáculo respecto a los acuerdos agrícolas y de pesca conllevaría el riesgo de que se reanude “el flujo migratorio que Marruecos (...) ha conseguido contener". Curiosamente, ese mismo día, a las 7.40 de la mañana, 18 inmigrantes subsaharianos lograron entrar en Melilla a través de la valla.

En la reunión de este lunes, sin embargo, no hubo ningún tipo de amenaza por parte de Marruecos. Tras el encuentro ambos ministros comparecieron ante la prensa sin admitir preguntas. Mezuar alabó el desempeño económico de España, como “el país que más crece de la Unión Europea” y recordó que por tercer año consecutivo Madrid ha desplazado a París como primer socio comercial de Rabat. Pero, en relación con los acuerdos de agricultura que originaron la sentencia de la justicia europea, la postura de Mezuar coincide plenamente con la del ministro de Agricultura marroquí, Aziz Ajanuch: su país no aceptará jamás que se cuestionen “de una u otra” forma los acuerdos firmados con la UE.

Aunque Marruecos lleva cuatro meses sin que el ganador de las elecciones legislativas de octubre, el secretario general del islamista Partido Justicia y Desarrollo (PJD), Abdelilá Benkirán, consiga reunir los socios necesarios para formar un Gobierno de coalición, la política exterior mantiene el rumbo que fija el Palacio Real.

Alfonso Dastis recordó que Marruecos es el segundo socio comercial de España fuera de la Unión Europea (por detrás de Estados Unidos), alabó la “conducta ejemplar” de la comunidad marroquí en España y felicitó a Marruecos por su regreso a la Unión Africana, tras permanecer 33 años fuera. “Queremos trabajar con Marruecos en el desarrollo de las potencialidades del continente africano”, afirmó Dastis. “África es el continente del futuro, queremos fortalecer nuestra presencia allí, por interés de España y por el de África, y estamos convencidos de que Marruecos nos puede ayudar en este objetivo”. El ministro de Exteriores español dijo que la profundización de las relaciones se emprenderá este año con varios encuentros bilaterales que culminarán con la visita de los reyes de España a Marruecos. La visita, no tiene fecha programada, pero es probable que se produzca después del verano, cuando España tenga la completa seguridad de que ya se ha formado un Gobierno electo en Marruecos.

Respecto a la comunidad de musulmanes que vive en España, Salaheddine Mezuar comentó a su homólogo español que habría que evitar la posible radicalización. Y ofreció los servicios del Instituto Mohamed VI de Formación de Imanes, predicadores y predicadoras, inaugurado en 2015 en Rabat. Por sus aulas han pasado ya 777 estudiantes becados, la mayoría de Mali, pero también de Túnez, Guinea, Costa de Marfil y Francia (26). Dastis se mostró en principio favorable a la medida.

En cuanto a la relación económica entre ambos países, los dos ministros se mostraron encantados. Las exportaciones españolas a Rabat entre enero y noviembre de 2016 crecieron un 13,68% respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que el conjunto de exportaciones españolas solo aumentó un 1,6%. Marruecos ha sido el destino del 40% de todas las exportaciones españolas en África. Y es el décimo proveedor de España.

Más información