Iglesias quiere potenciar a Irene Montero en detrimento de Errejón

El líder de Podemos aboga por "feminizar" las portavocías del partido

El líder de Podemos, Pablo Iglesias.Foto: atlas | Vídeo: Bernardo Pérez / ATLAS
Más información
Iglesias logra todo el control para imponer el Podemos más radical
Errejón no da un paso atrás y pide a Iglesias respetar el mandato de pluralidad

La pérdida de poder de Íñigo Errejón tras su derrota en el congreso de Podemos tendrá como consecuencia en paralelo el previsible ascenso de la jefa de gabinete de Pablo Iglesias, Irene Montero, una de las figuras que sale más reforzada de Vistalegre 2. Iglesias apuntó este lunes a Montero como una de las dirigentes llamadas a “aumentar su peso” en el partido, al tiempo que abogó por “feminizar las portavocías”. El reelegido líder abre la puerta al relevo de Errejón como portavoz parlamentario del partido: “Todas las posibilidades están abiertas”.

Pablo Iglesias no quiere desvelar aún sus planes para su todavía número dos,Íñigo Errejón, pero sugiere que sus intenciones pasan por que una mujer, y en concreto Irene Montero, asuma parte del poder que este perderá. El reelegido líder de Podemos se resistió este lunes, 24 horas después del congreso, a despejar el futuro del portavoz parlamentario del partido y las consecuencias de que este perdiera la pugna el domingo en la votación ante las bases. Pero fue significativo que Iglesias evitara confirmarle como la voz de Podemos en el Parlamento y como secretario político, sus dos cargos actuales. Y dejaba pistas de que su continuidad en ambos puestos está más que en el aire.

El secretario general de Podemos solo quiso dejar claro que sigue queriendo a Errejón “en primera línea” y en un “papel importante” en el Parlamento, así como que le mantendrá en la ejecutiva, en la que se daba por hecho que permanecería. Iglesias reconoce que las ideas de Errejón “representan algo muy importante” en el partido —el secretario político obtuvo un tercio de los votos en las primarias— y admite su valía personal. “Es uno de los políticos más importantes de este país”, sostuvo en una entrevista en Radiocable. A partir de ahí, todo son dudas.

La portavocía de Podemos en el Congreso, uno de los puestos de mayor visibilidad, tiene que ser discutida en el nuevo órgano de dirección, el consejo ciudadano, dijo Iglesias. El líder quiere escuchar las posiciones de dirigentes y del propio Errejón. Ahora bien, Iglesias deja claro que a partir de ahora quiere asegurar la coherencia de discurso. “Podemos tiene que ser una orquesta en la que haya una mayor coralidad, y además una orquesta tiene que sonar acompasada. Creo que en los últimos tiempos sonábamos desacompasados”, consideró. La pregunta que recorre el partido es si Errejón puede mantenerse como portavoz de una línea política de la que discrepa, el motivo por el que confrontó en Vistalegre 2. Pero hay más razones que apuntan a su relevo en esa posición. En las filas pablistas se pretende aminorar su figura como contrapeso del líder. “Lo que no puede haber es personas que hagan sombra al secretario general. No puede haber dos directores de orquesta, porque entonces la orquesta desafina”, reflexionó el domingo el cofundador Juan Carlos Monedero, fiel escudero de Iglesias.

El líder de Podemos expresó, además, que quiere que las mujeres asuman un mayor protagonismo en el partido. Iglesias dijo que quiere un partido “más feminizado en las portavocías” y citó expresamente a Irene Montero, su jefa de gabinete, así como a las diputadas Noelia Vera y Sofía Castañón y a la portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre (la única errejonista). La figura de Montero sale muy reforzada del congreso de Vistalegre 2. Era la número dos en la lista de Iglesias y fue la mujer más votada por las bases, que la vitorearon en el congreso, donde jugó un papel destacado en las intervenciones. Montero es ya la portavoz adjunta de Podemos en el Congreso, de forma que el movimiento de sustituir a Errejón sería más sencillo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Pablo Bustinduy

Iglesias anunció también su propósito de integrar en la nueva ejecutiva a Pablo Bustinduy, estrecho colaborador de Errejón, para seguir al frente de las relaciones internacionales del partido. Los errejonistas tenían hasta ahora a cinco dirigentes en la cúpula: además de Errejón y Bustinduy, Auxiliadora Honorato, Ángela Ballester y Tania González. El líder quiere, además dar un “mayor protagonismo” a los anticapitalistas, que han entrado en la dirección por primera vez y que también lograrán asiento en la ejecutiva. Su cabeza de lista, Miguel Urbán, tendrá una secretaría.

Tras la victoria de los pablistas en Vistalegre 2, otros nombres cobran relieve en el nuevo Podemos. Es el caso del secretario de Organización, Pablo Echenique, que fue el segundo dirigente más votado por las bases, por delante de Errejón, y del diputado Rafael Mayoral, muy cercano a Iglesias, llamado a jugar un papel más relevante en el futuro.

"Si nos llaman radicales es que algo estamos haciendo bien"

No tiene problemas Pablo Iglesias con el término "radical" ni con que se entienda que Podemos se radicaliza con su victoria frente a Íñigo Errejón en el congreso de Vistalegre 2. "A mí la palabra radical me gusta", afirmó en Cuatro el secretario general de Podemos, que dejó claro que su triunfo le legitima para mantener el rumbo político de los últimos meses, que los errejonistas consideraban un "viraje ideológico" a la izquierda y a posiciones más duras. "Nosotros vamos a seguir haciendo lo que hemos hecho y ahora de manera mucho más clara y mejor", advirtió. "Que nos llamen lo que quieran, si nos llaman radicales es que algo estamos haciendo bien", consideró Iglesias en La Sexta.

El líder de Podemos asegura, en todo caso, que quiere entenderse con el PSOE y tiene “voluntad de diálogo” y “mano tendida” con los socialistas, pero lamenta que hayan “elegido al PP” como socio. Iglesias reveló que había recibido ayer una llamada del presidente de la gestora socialista, Javier Fernández, en la que ambos se emplazaron a dialogar. “Será bueno para España que nosotros nos podamos entender con el PSOE”, reflexionó.

Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS