Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Susana Díaz: “Tengo fuerza, ganas e ilusión”

La líder andaluza resalta los logros "con 85 diputados" para augurar el cambio que habrá en España

La presidenta andaluza, Susana Díaz, nunca había abierto de modo tan claro la puerta que le conducirá previsiblemente a presentar su candidatura a liderar el PSOE. “Tengo fuerza, tengo ilusión, tengo ganas, estoy animada y me encanta ganar”, proclamó este sábado ante más de 2.500 socialistas, la mayoría alcaldes y concejales que acudieron a la llamada del regidor de Vigo, Abel Caballero. El objetivo era que Díaz notara el apoyo de parte del poder municipal del partido. El anuncio se demorará varias semanas y su tarjeta de presentación será recuperar un “PSOE ganador”.

Díaz llega a un acto con alcaldes en Madrid. Atlas

"La que habéis liado: la próxima la hacemos en un campo de fútbol”. Así de satisfecho se mostró Caballero al ver repleto este sábado el pabellón deportivo de la ONCE en Madrid, que congregó a más de 2.500 socialistas entre alcaldes, concejales, presidentes de Diputación y militantes de agrupaciones de toda España. El acto tuvo un marcado carácter municipal, de reivindicación de los alcaldes y Ayuntamientos como la Administración que cambia la vida de las personas.

“Os doy mi palabra, todos y todas vamos a sumar fuerzas para ganar las elecciones locales y luego las generales en España y lo vamos a hacer muy pronto”, animó Díaz. Mencionando las victorias del PSOE de 1982 y 2004, la presidenta de Andalucía aludió a su estado de ánimo político: “Si yo ahora os digo que estoy animada, que tengo fuerza, que tengo ilusión y que me encanta ganar, eso va de suyo”. Y, no para ser “tercero o cuarto”, sino para ganar.

Desde ahora y hasta el último minuto de la campaña por la secretaría general del PSOE, Díaz —si, como se prevé, da el paso para entrar en la competición— tendrá que hacer frente a la crítica de un sector del partido por haber auspiciado la abstención en la investidura de Mariano Rajoy. Los candidatos Pedro Sánchez y Patxi López, aunque con diferencias de planteamiento en sus campañas, coinciden en reprochar ese voto para que Rajoy gobernara. Mientras que los dos candidatos ya declarados ignoran las medidas que aprueba el Parlamento gracias a la mediación del PSOE y mantienen la crítica de que el partido está en una etapa en la que “ni es autónomo ni de izquierdas”, Díaz, junto a la comisión gestora, exhibe los logros. “Son los socialistas los que han ofrecido sus votos útiles para acabar con las reválidas, parar la LOMCE, subir el salario mínimo”, señaló la presidenta andaluza. “Si esto lo hemos hecho con 85 escaños, ¿cuánto vamos a hacer cuando volvamos de nuevo al Gobierno?”, se preguntó en alto.

“No tenemos derecho a estar agachados y nos vamos a levantar”, proclamó la presidenta, siempre con la bandera de un PSOE gobernante, después de que haya sufrido fuertes derrotas que los afines a Díaz achacan principalmente a Sánchez. Si no fuera notorio que el PSOE vive una fuerte división interna, de las intervenciones de este sábado no podría deducirse que ese partido esté abierto en canal. Las alocuciones de los alcaldes de pequeñas poblaciones, con las que se abrió el acto, y del propio convocante, Abel Caballero, obviaron toda alusión al conflicto. “Susana, bienvenida a este acto de alcaldes; eres lo mejor que hay en este partido”, dijo el vigués.

Susana Díaz, en un momento de su intervención. ver fotogalería
Susana Díaz, en un momento de su intervención.

Costes del acto

Pero el conflicto interno existe y es muy profundo. El acto de este sábado fue criticado al haberse anunciado como un encuentro de alcaldes cuando no fueron invitados aquellos que públicamente apoyan a Sánchez o López. “Ayuntamientos socialistas. Comprometidos con la gente”, fue el lema del acto. Los encuentros de Sánchez y López con militantes son explícitos respecto a que se ofrecen para liderar el PSOE. No así los de Díaz, ya que no ha anunciado su candidatura aún.
En autobuses, en coches particulares y en avión, en el caso de las islas Baleares, llegaron alcaldes y concejales de toda España. Todos aseguraron, a preguntas de este periódico, que el coste del desplazamiento ha corrido a cargo de cada uno. En las agrupaciones donde había unanimidad en acudir a ese acto, se pusieron de acuerdo para fletar los autobuses.

El alcalde de Arnedo (La Rioja), el teniente de alcalde del Ayuntamiento balear de Calviá, Andreu Serra, la alcaldesa de un pequeño pueblo de la cuenca minera leonesa, la de la localidad de Montiel, en Castilla-La Mancha, otro edil de un pueblo de Lleida y militantes sin cargos públicos de la provincia de Alicante, respondían a este periódico que ellos se pagaron de su bolsillo el desplazamiento. El alquiler del local donde se celebró el encuentro de este sábado supera los 8.000 euros y no menos de 3.000 costó el satélite para transmitir el acto. Ese dinero será sufragado “entre todos”, afirmó el alcalde de Vigo.

Más información