Iglesias y Errejón libran su batalla en las redes

Mensajes privados en Twitter, grupos de Telegram y publicidad en Facebook, su estrategia digital

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante el acto Podemos para todas.
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante el acto Podemos para todas.F. V. (EFE)

Podemos libra la batalla en las redes sociales. La estrategia digital siempre fue clave en su  expansión y desarrollo como partido, y las redes son ahora también el escenario de la disputa interna que la formación mantiene de cara al segundo congreso que se celebra este fin de semana. Los equipos de Pablo Iglesias e Íñigo Errejón han desplegado técnicas incluso invasivas de promoción. Envían mensajes privados a sus seguidores en Twitter, pagan publicidad en Facebook y lanzan su fuego cruzado en canales anónimos de la red social Telegram, conscientes de que en el partido la pugna se decide a golpe de click.

Más información
Iglesias exige el control absoluto de Podemos para seguir como líder
Iglesias ofreció a Errejón ser el candidato en Madrid para evitar la pugna en el congreso

Los seguidores en Twitter de Iglesias, Errejón, del cabeza de lista de Anticapitalistas, Miguel Urbán, del cofundador Juan Carlos Monedero y la mayor parte de las figuras públicas de Podemos han recibido estos días mensajes privados, personalizados con su nombre, pidiendo el voto para sus candidaturas en el congreso.

El de Errejón, por ejemplo, dice: "Ya puedes votar en https://participa.podemos.info para decidir la II Asamblea Ciudadana de Podemos. Presento como sabes unos documentos y un equipo al Consejo Ciudadano porque creo que el rumbo de Podemos debe ser plural, diverso, útil, ganador y feminista. Por eso mi apuesta para seguir caminando juntos es: Votar al Equipo Íñigo Errejón-Recuperar la ilusión al Consejo Ciudadano. Votar a Pablo Iglesias como Secretario General, porque creo que es el mejor líder que puede tener nuestra organización. Un abrazo Íñigo (Prometemos no mandar más mensajes para campañas)".

Monedero, por su parte, se disculpa por las molestias de enviar un mensaje directo, y a continuación expone: "El desequilibrio que marcan los medios, interesados en que Pablo Iglesias no siga de Secretario General, me obliga a escribirte. No lo haría si no pensara que nos estamos jugando, precisamente ahora y a golpe de un click, el tuyo, el futuro de nuestro país".

Los mensajes se envían a algunos seguidores, no a todos, sino a los más activos en redes, que no tienen por qué ser simpatizantes de Podemos, porque la aplicación tiene fallos al discriminar los destinatarios. Los receptores pueden ser hasta de otros partidos. La vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, se quejó en Twitter de haber recibido uno de los mensajes del anticapitalista Miguel Urbán.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En Twitter los equipos de Iglesias, Errejón y Anticapitalistas lanzan campañas públicas casi diarias de difusión de sus contenidos. Los errejonistas tienen de su parte a Eduardo Fernández Rubiño, el cerebro de la estrategia en redes sociales de Podemos, que integra su lista. Pero los pablistas no les van a la zaga. Iglesias parte con ventaja porque sus cuentas personales superan en mucho el alcance a las de Errejón. El líder tiene casi cuatro veces más seguidores en Twitter: 1.945.239 por los 488.730 seguidores de su número dos. Y en Facebook le dobla en partidarios: 690.230 seguidores de Iglesias por 301.657 seguidores de Errejón.

La plataforma de Facebook es determinante en la movilización de voto, según analizan ambos equipos, y por eso no han dudado en invertir en publicidad de pago para difundir su candidatura. No hay límite de gasto, porque el presupuesto de las campañas no está regulado. Ambos han lanzado peticiones de financiación vía crowfunding. Errejón ha recaudado 9.875 euros, según su página web. Iglesias anuncia en su web que se compromete a publicar tanto los ingresos como los gastos de su campaña, aunque aún no lo ha hecho.

Pero Facebook es, por otro lado, la herramienta en la que se está desarrollando una campaña de desprestigio contra el número dos, de autoría desconocida. Su equipo detectó hace semanas la proliferación de páginas dirigidas a difundir noticias falsas sobre su supuesta conspiración para derrocar a Pablo Iglesias. Una lluvia fina de alcance imposible de cuantificar, que podría ser determinante en el estado de ánimo de las bases.

Los canales de Telegram son la tercera de las patas de la estrategia digital. Hay múltiples, los propios de las candidaturas y de cada uno de sus integrantes, a los que hay que suscribirse, pero también muchos otros anónimos. "La batalla por Vistalegre", "El círculo", "Pueblo, patria, Podemos", "Podemos purgar", son los más activos, cada uno de inclinación pablista o errejonista. En estos canales de difusión se lanzan informaciones sobre el congreso, y todo el fango y las acusaciones cruzadas afloran gracias al anonimato.

Podemos decide su futuro en la web. No en vano, las bases están votando hasta el próximo sábado solo de forma telemática al nuevo líder, la dirección y el rumbo del partido.

Errejón lanza la campaña “Ni PSOE ni IU”

La candidatura de Íñigo Errejón para el congreso, Recuperar la Ilusión, ha lanzado este martes una campaña en redes sociales con el título de “Recupera el morado” que ha indignado a Izquierda Unida (IU), socio electoral de Podemos.

“Ni PSOE ni IU. Recupera el morado”, es el lema que han difundido Errejón y sus afines en Twitter, con el objeto de reivindicar la autonomía e independencia de Podemos respecto a sus aliados. Alberto Garzón, líder de IU, ha repcohado a través de la red social a Rita Maestre, número dos de la lista de Errejón, la “falta de respeto”. “Creo recordar que AhoraMadrid [la plataforma municipal en la que se integran Podemos e IU] tiene algunos concejales de IU... para empezar”, le ha espetado.

Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS