Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
AVE

Fomento pospone el AVE a Galicia hasta el tercer trimestre de 2019

De la Serna ralentiza el compromiso "irrenunciable" de Feijóo de finalizar en 2018 el tramo que conectará Gallicia con Madrid

Tren AVE estacionado hoy en la estacion de Chamartin en Madrid.
Tren AVE estacionado hoy en la estacion de Chamartin en Madrid.

Por segunda vez en apenas dos meses el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, frena el firme compromiso para esta legislatura del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoo: la fecha “irrenunciable” de 2018 para la llegada de la alta velocidad a Galicia anunciada en su discurso de investidura. La negativa del nuevo ministro a la petición de Feijóo (única reclamación al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tras arrasar en las elecciones autonómicas del pasado septiembre) se suma a las que ya había obtenido de sus predecesores, los gallegos Ana Pastor (PP) y José Blanco (PSOE).

Fomento fija ajora un nuevo calendario, el quinto, para completar el trazado de la alta velocidad que unirá Galicia con Madrid: el límite de 2020, un año después de la fecha que exigía Feijóo. El presidente gallego y el ministro han marcado este mes de febrero para la celebración de las comisiones de seguimiento sobre la construcción de las estaciones intermodales de las principales ciudades gallegas, comenzando por la de Santiago. El cumplimiento del nuevo plazo dependerá de los problemas tanto técnicos como económicos que se presenten en el complejo tramo entre Zamora y Ourense que de momento está bloqueado.

Feijóo acudió este martes al encuentro con De la Serna rebajando ya sus expectativas con respecto a la fecha límite que hasta ahora había considerado “irrenunciable”. “No creo que debamos pensar que las cosas se pueden recuperar solo por voluntad; algunas se pueden mejorar, se pueden paliar, pero no creo que se pueda solucionar el bloqueo de un año”, adelantó sus temores horas antes de entrevistarse con el ministro.

El dirigente autonómico dejaba claras las dudas sobre el cumplimiento de su reiterado compromiso político al anunciar que acudía a la cita con la esperanza de que se hubieran “desbloqueado los problemas” detallados por De la Serna tras su toma de posesión. Anunciaba asimismo que confiaba en poder concretar, “de una vez por todas”, los plazos del AVE a Galicia tras “un año de bloqueo” que vincula a “las dificultades” de un Ejecutivo en funciones.

“El AVE no hay que repensarlo, hay que hacerlo y tiene que estar en 2018”, sentenció el presidente gallego el pasado diciembre cuando los grupos parlamentarios de En Marea y BNG pusieron en duda su peso político en el Estado después de que De la Serna dejara en el aire la ejecución de la variante exterior de Ourense. Tras las presiones de todos los partidos políticos gallegos, incluido el PP, Fomento acabó rectificando en la previsión del tramo de Ourense y saldó con un “lo antes posible”, el compromiso respecto a la llegada de la alta velocidad gallega.

El nuevo calendario llega 16 años después de que Manuel Fraga y José María Aznar colocaran en las afueras de Santiago de Compostela, en 2001, la primera piedra de la alta velocidad con el compromiso de que en 2009 estaría finalizada la conexión con Madrid. Desde entonces, la fecha no ha hecho más que aplazarse: hasta 2012, 2015, 2018 y ahora, de momento, hasta finales de 2019.

Más información