Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimiten dos altos cargos andaluces de Salud tras las protestas sanitarias

El Gobierno de Díaz anuncia la derogación de las órdenes de las fusiones hospitalarias

El portavoz del Gobierno, Miguel Ángel Vázquez, este martes. Ampliar foto
El portavoz del Gobierno, Miguel Ángel Vázquez, este martes.

El viceconsejero andaluz de Salud, Martín Blanco, y el gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), José Manuel Aranda, han dimitido este martes de sus cargos. Así lo ha anunciado el portavoz del Gobierno, Miguel Ángel Vázquez, quien ha asegurado que ambas renuncias han sido "a petición propia" con el objetivo de "favorecer el diálogo" entre la consejería y los profesionales sanitarios tras las protestas de los últimos meses. Las dos dimisiones se producen pocos días después de que los sindicatos dieran por rotas las negociaciones en Granada, donde hasta 120.000 personas han salido a la calle en tres manifestaciones diferentes. Asimismo, Vázquez ha anunciado que el Consejo de Gobierno ha aprobado la derogación de las órdenes de las fusiones hospitalarias, una de las principales reivindicaciones.

El portavoz ha querido desvincular las dimisiones de los dos altos cargos de estas masivas protestas así como del último choque en la mesa de negociación en Granada. "No hay ningún detonante de nada, sino la generosidad de dos personas que se han volcado por la sanidad pública y nadie ha motivado su renuncia, sino su propia generosidad y su compromiso con la sanidad pública", ha asegurado Vázquez, quien ha reconocido que no era la primera vez que Blanco y Aranda ponían sus cargos a disposición del consejero Aquilino Alonso. "Ambos han hecho un gran trabajo por la sanidad, han negociado de sol a sol, se han dejado la piel en la mesa de diálogo, es un gesto de generosidad que den un paso atrás, un gesto de generosidad con la sanidad y con Andalucía", ha continuado Vázquez antes de confiar en que "se toma un nuevo impulso en la negociación". "Sus renuncias buscan mejorar las relaciones y favorecer los acuerdos. Ellos entienden que es el momento de que otros interlocutores continúen el trabajo", ha dicho Vázquez, quien ha asegurado que las renuncias, "en absoluto", tienen que ver con las peticiones de dimisiones que se han hecho desde otras formaciones políticas y algunas plataformas sociales.

Para esa nueva etapa, el Consejo de Gobierno ha aprobado los nombramientos de María Isabel Baena, como viceconsejera, y de Mariano Martín, como gerente del SAS. Los nuevos nombramientos, según ha explicado el portavoz, suponen un nuevo impulso con una doble finalidad: "optimizar la organización del sistema público de salud en Andalucía y mejorar y avanzar en la interlocución con la sociedad, con los profesionales y con los empleados públicos". "Ya no hay argumentos para no llegar a acuerdos; hay inversión sanitaria, el presupuesto en sanidad ha aumentado en los tres últimos años el 13,4%, los trabajadores han recuperado derechos y se han dado más pasos en beneficio de las plantillas sanitarias", ha alegado Vázquez. 

CC OO, UGT, CSIF y SATSE abandonaron el pasado viernes la mesa de diálogo con la Junta para mantener dos hospitales completos en Granada. Los sindicatos daban por roto el principio de acuerdo alcanzado en diciembre con la gerencia de la consejería en la capital ya que, según aseguraron, la Administración había declarado que ese documento era "una propuesta más a estudiar". "El documento lo consideramos un acuerdo y en ningún caso una propuesta, así se firmó porque recogía la demanda de los profesionales y de la ciudadanía", argumentaron los sindicatos.

Vázquez también ha anunciado que el Gobierno andaluz ha aprobado la derogación de las órdenes de las fusiones hospitalarias en Granada y Huelva. "El objetivo era mejorar la sanidad, la eficiencia y la prestación del servicio público", ha asegurado el portavoz antes de reconocer que, "tras escuchar a la ciudadanía y con humildad, este Gobierno sabe rectificar". La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ya ratificó a mediados de diciembre en el Parlamento la paralización de las fusiones. El trámite de derogación, que lo llevará a cabo Salud, se hará "preservando siempre el derecho de los profesionales sanitarios", según Vázquez. "Si las fusiones habían generado cierta inquietud entre la población o no habían sido entendidas por parte de la ciudadanía, lógicamente tenemos la humildad de saber rectificar", ha añadido.

Más información