Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC podrá votar al secretario general del PSOE

Con esta decisión se supera en gran medida la crisis que se abrió entre ambas organizaciones

Los militantes del PSC podrán participar en la elección del secretario general del PSOE. Con esta decisión, no anunciada oficialmente, se supera en gran medida la crisis que se abrió entre ambas organizaciones por el voto de los diputados catalanes contra la investidura de Mariano Rajoy cuando el comité federal había aprobado la abstención. Esa participación en las primarias del PSOE vendrá precedida de la inscripción de los militantes del PSC en un censo específico para la votación del líder del partido federal.

Reunión de la gestora del PSOE.
Reunión de la gestora del PSOE. EFE

La tercera reunión de las comisiones del PSOE y del PSC creada para reformar el actual protocolo de unidad ha despejado un asunto muy espinoso en el terreno político inmediato, aunque aún quedan muchos aspectos por perfilar, según recalcan en las dos delegaciones. Si la negociación se cierre en todos los apartados, los militantes del PSC votarán junto a los del PSOE para elegir al secretario general del partido federal. El tiempo ha servido de bálsamo para que la profunda irritación y el disgusto de la comisión gestora con el PSC por no aceptar la decisión de abstenerse ante Mariano Rajoy se atenuara casi hasta su extinción. A las nueve de la noche se emitió un comunicado en el que no se daba nada por cerrado pero fuentes de la gestora aseguraron a EL PAÍS que había acuerdo en ese punto.

La intención inicial de parte de la gestora y de algunos líderes territoriales era que los militantes del PSC no participaran en la votación que se producirá a últimos del mes de mayo para elegir al secretario general. Esa sería la primera consecuencia de toda una redefinición de la relación entre los dos partidos que se consideraba “asimétrica” y plena de “privilegios” siempre del lado del PSC, según ha repetido el portavoz de la gestora, Mario Jiménez.

Por mucho que el PSOE ha querido poner el énfasis en otros aspectos revisables, en ambas delegaciones se reconocía que la participación con su voto de los militantes del PSC era la piedra angular de la negociación. De esta manera el aparato electoral del PSOE, en este momento a cargo de la comisión gestora al no existir una ejecutiva, conocerá el censo de todos los votantes que pueden participar en las próximas primarias del mes de mayo, y no solo el del PSOE.
En el partido federal siempre se desliza alguna ironía respecto al número de militantes del partido hermano, en torno a 18.000, según declaran, ya que ellos no tienen forma de saberlo a ciencia cierta. Los votantes en las primarias tendrán que inscribirse previamente y ya se baraja que no superarán los 9.000 dado que esta fue la cifra que se dio este otoño cuando se celebraron las primarias de ese partido entre Miquel Iceta y Núria Parlón.

Un acuerdo decidido a todo o nada

La solución acordada sobre la participación de los militantes del PSC tiene nombre: “La propuesta Valenciano”, al ser esencialmente una creación de la eurodiputada Elena Valenciano. Esta saldrá adelante siempre que el acuerdo sea global. El PSOE así lo quiere ya que no acepta parcelar las partes del nuevo protocolo de relación entre ambas organizaciones. O todo o nada, señalan en el PSOE.

Tanto Pedro Sánchez como Patxi López defienden el voto de los militantes del PSC, pero también lo hizo ayer el coordinador de la ponencia política, Eduardo Madina. “Ambas delegaciones seguiremos negociando en los próximos días”, decía el comunicado anoche.

Trascendencia

En la reunión de ambas delegaciones, formada por Jiménez, Elena Valenciano y Francisco Fuentes, por el PSOE; y Salvador Illa, Meritxell Batet y Antonio Balmón, del PSC, se dedicó mucho tiempo a este asunto a sabiendas de su trascendencia.

Salvado este escollo los miembros de las dos delegaciones decidieron no hacer explícito este avance ya que en otros puntos aún se está lejos de acercar posiciones. El PSOE tiene extremado interés en que las políticas del PSC que afecten “al conjunto de la organización” se diseñen y aprueben por ambos. Se refieren singularmente a las alianzas a las que pueda llegar el PSC con otras fuerzas políticas en Cataluña. No habría especial problema para pactos municipales pero sí para el ámbito de la comunidad autónoma. Ya en el pasado, el PSOE no estuvo de acuerdo en que el PSC formara un gobierno tripartito con fuerzas nacionalistas.

Más información