Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los rivales de Rivera para la presidencia de Ciudadanos critican su estrategia y el voto telemático

Bermejo y De los Santos piden interventores que auditen las primarias

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, este miércoles.
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, este miércoles.

Juan Carlos Bermejo y Diego de los Santos, los dos afiliados de base que competirán con Albert Rivera por la presidencia de Ciudadanos, impugnan las decisiones estratégicas del líder actual y su política de pactos; se oponen a que el partido se escore hacia la derecha; y dudan de la fiabilidad del sistema de voto telemático con el que se decidirá el futuro de la formación. Aunque el presidente saliente revalidará con toda probabilidad el cargo tras las primarias, que se celebran entre el jueves y el viernes, los dos candidatos dan voz a las quejas de los militantes de base, que también se han visto reflejadas en las 75 enmiendas a las ponencias de estatutos, estrategia y valores que debatirá el partido en la Asamblea del primer fin de semana de febrero.

"La actual Ejecutiva quiere dirigir otro partido que no sé cómo se llama pero que sí estoy seguro de que no se llama Ciudadanos: pretenden anquilosar al partido en un espectro electoral de centro derecha liberal progresista y todas las experiencias que conocemos de eso han sido un fracaso rotundo", ha dicho este miércoles Bermejo durante una rueda de prensa en Madrid. "El voto telemático que tenemos en el partido no ofrece garantías de que quien ejecuta ese voto sea el afiliado", ha seguido, refiriéndose a los fallos que hubo en las votaciones del pasado fin de semana, cuando los militantes eligieron a los compromisarios que les representarán en el cónclave. "Quiero que el Comité de garantías se asegure de que las votaciones que se van a producir adolecen de vulnerabilidades y que nos permita llevar a un notario para dar fe de que esto se produce. No tacho a nadie de tener mala fe, solo digo que el sistema no es robusto", ha añadido. "Si queremos decir que tenemos un partido democrático hay que hacer las primarias como dios manda". Y ha subrayado: "Hay que hacer grande España otra vez, como diría el Donald [Trump]"

De los Santos coincide en muchas de esas críticas. Pide que el partido vuelva a subrayar que su proyecto es la regeneración de las instituciones. Exige recuperar el centro. Y abomina de los pactos que Rivera firmó en febrero con Pedro Sánchez y en agosto con Mariano Rajoy. "Queremos un Ciudadanos regenerador y no bisagra", ha explicado en una conversación telefónica. "El cliché izquierda-derecha es una estafa. Abogamos por la razón, por el sentido común, que es la definición del centro", ha argumentado. ¿Duda también del voto telemático de las primarias? "El problema de la democracia interna es generalizado en todos los partidos políticos, también en Ciudadanos", ha contestado. "El voto telemático no tiene garantía democrática, porque hay una parte que es juez y parte, no hay un interventor. Hay que corregirlo. Es antidemocrático. No hay control. O lo hacemos presencial con urna o a cada candidatura le dejan un interventor, un informático, que esté presente en el proceso. Los actos de fe, para la religión, no para la política. Hace falta una ley que regule esto a nivel nacional". 

Ninguno de los dos rivales de Rivera tiene el peso orgánico ni institucional para hacerle frente. Carolina Punset, que hasta ahora se ha distinguido como la mayor crítica del presidente saliente, ha decidido no dar el paso de presentar una alternativa a su proyecto. La conjunción de esas circunstancias, unida a que Rivera cuenta con el apoyo del 70% de los compromisarios de la Asamblea, hacen previsible que la dirección actual se imponga en las elecciones internas para luego impulsar su estrategia: definir al partido por el liberalismo progresista y no por la socialdemocracia; limitar las primarias para asegurarse la formación de equipos más compactos y cohesionados; endurecer el régimen disciplinario interno; y entrar en gobiernos a partir de 2019.

Más información