Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP se apoya en Trump para defender las tomas de posesión con Biblia y crucifijo

El partido de Rajoy frena en el Senado una moción para eliminar los símbolos religiosos

Mariano Rajoy, durante su jura como presidente del Gobierno. Ampliar foto
Mariano Rajoy, durante su jura como presidente del Gobierno. EFE

El PP ha impedido este martes que la Comisión Constitucional del Senado apruebe una moción de Podemos que instaba al Gobierno a eliminar el crucifijo y la Biblia de las tomas de posesión de los cargos de presidente y de ministro. Todos los grupos parlamentarios presentes (PSOE, Grupo Mixto y Esquerra Republicana) han votado a favor de la iniciativa, salvo el PP, que tiene mayoría absoluta en la Cámara Alta.  "Confunden laicidad con aconfesionalidad, y no es lo mismo", ha criticado a los promotores de la iniciativa Cristina Ayala, senadora del partido de Mariano Rajoy, que ha empleado la ceremonia de investidura de Donald Trump como presidente estadounidense para argumentar que la presencia de los símbolos religiosos en las tomas de posesión no perjudica la neutralidad de las instituciones ni de sus representantes.

"Casualmente, EEUU es el paradigma de Estado que separa Iglesia y Estado, y en el Inauguration Day ha habido un evento religioso y el presidente ha jurado encima de dos Biblias", ha recordado la senadora popular. "Y no es que haya jurado este. Es que desde 1789 todos los presidentes americanos juran encima de la Biblia, porque entienden que adquieren un compromiso superior, no solo el del valor cívico de representantes de sus ciudadanos, sino en sus creencias personales", ha seguido. "Es un plus", ha subrayado. "No significa una merma y nadie ahí, absolutamente nadie, lo ve como algo antiguo, como algo oscuro o como algo retrógrado, sino como un mayor compromiso". Y ha añadido: "Se empeñan en buscar un conflicto donde no lo hay. Esto no es mayoritario en la sociedad. Según el CIS, el 71,8% se profesa [sic] católico; el 2,5% de otras confesiones; el 14%, no creyente; y el 9,3%, ateo. Pluralidad, tolerancia, respeto mutuo, igualdad, eso es lo que queremos en la libertad religiosa en España".

Rajoy formó su Gobierno actual a principios de noviembre de 2016. Todos los integrantes de su gabinete juraron el cargo salvo la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría y la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal. La Casa del Rey ofrece la posibilidad de retirar los símbolos religiosos a aquellas personas que opten por prometer desde que Felipe VI ocupa el trono. Sin embargo, ninguna de las dos ministras lo pidió, por lo que la mesa que presidió la ceremonia mantuvo la Biblia, el crucifijo y la Constitución durante toda la ceremonia.

¿Por qué se cambió el protocolo en 2014? Fuentes de la Casa Real arguyeron entonces que trataba de cumplir con la libertad religiosa que decreta la Constitución. Precisamente, la moción presentada en el Senado recordaba que el artículo 1 de la Ley de leyes establece que "ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia católica y las demás confesiones".

"¿A estas alturas necesita la voluntad popular ser legitimada por la Biblia y el crucifijo? Las personas pueden tener o no creencias, pero las instituciones no", ha argumentado el senador Joan Comorera en defensa de la iniciativa. "Es necesario ya un protocolo de obligado cumplimiento en todos los niveles para que se garantice la no confesionalidad del Estado en los actos oficiales (…) para asegurar que los juramentos y promesas de cargo se realizarán ante las leyes civiles exclusivamente", ha continuado. "La ausencia de símbolos religiosos no molesta, no ofende, no provoca tensiones, su presencia e invocación, sí".

Solo el PP se ha opuesto a la moción. El PNV, por su parte, no ha estado presente en la Comisión porque su portavoz se ha desplazado a Estrasburgo para la reunión del Consejo de Europa.