Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La debilidad en el voto urbano dificulta la recuperación del PSOE

Los socialistas fueron la fuerza más votada en solo tres de las 60 ciudades españolas

El presidente de la comisión gestora del PSOE, Javier Fernández. Ampliar foto
El presidente de la comisión gestora del PSOE, Javier Fernández. EFE

Revertir la pujanza de Podemos y sus confluencias en las grandes urbes es una de las mayores prioridades del PSOE. Los socialistas fueron la fuerza más votada en solo tres de las 60 ciudades españolas de más de 100.000 habitantes en las generales del 20-D. Fuenlabrada, Huelva y Dos Hermanas asumieron la condición de capitales de los socialistas. La cifra, ya de por sí magra, empeoró seis meses después: la localidad sevillana fue la única que mantuvo la posición en las generales del 26-J. El equipo de reflexión del PSOE señala a la pérdida de atractivo en el frente urbano como uno de los problemas que los socialistas deben acometer con prontitud si quieren volver a ser una alternativa de Gobierno.

La apatía que provoca el proyecto socialista en los grandes núcleos de población en un país en el que la despoblación avanza en las zonas rurales, es consecuencia de la falta de conexión con la generación de ciudadanos entre los 25 y 40 años, la mejor formada de la historia del país.

“La generación 15-M”, resumen en Ferraz, donde creen que pueden recuperar al electorado perdido de esa franja de edad forzando al Gobierno de Mariano Rajoy a revertir la reforma laboral, sustituir la LOMCE o aumentar las becas. “Está claro que en las ciudades tenemos potencial. Los electores nos castigaron este último año por el recuerdo que todavía tenían de los efectos de la crisis que terminó con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. La clave está en que vean, con nuestras políticas en el Parlamento, que a diferencia de lo que dice Pablo Iglesias no somos lo mismo que el PP”.

El grupo de expertos elegidos por la gestora considera en los borradores sobre las causas detrás de la crisis del PSOE y su pérdida de atractivo en el electorado —El Huffington Post publicó una de las primeras versiones de lo que en Ferraz definen como un “borrador al que han sucedido otros” a falta del documento definitivo— que el éxito de los socialistas dependerá de su capacidad para revertir los recortes y lograr una redistribución justa y equitativa en la fase actual de recuperación económica. El incremento de la desigualdad que siguió a la crisis consecuencia del reventón de la burbuja inmobiliaria se refleja en que más de 13 millones de españoles, el 28% de la población, se encuentra en riesgo de pobreza y exclusión social según un informe de la Red Europea de lucha contra la Pobreza y Exclusión. Otro ejemplo que ponen en el PSOE es que los trabajadores con los sueldos más bajos padecieron el mayor recorte en sus salarios de los países de la OCDE, con la excepción de Portugal.

Más información