Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera refuerza su poder en Ciudadanos

El Consejo general del partido aprueba reducir las primarias y nuevos motivos de expulsión

Madrid / Barcelona

El Consejo General de Ciudadanos ha aprobado este sábado la propuesta de Albert Rivera para que la vinculación del partido al “socialismo democrático” desaparezca del ideario; su estrategia de entrar en Gobiernos de coalición autonómicos a partir de 2019; o su apuesta por restringir el modelo de primarias de la formación. Esas decisiones aún pueden ser enmendadas en la Asamblea nacional de febrero, donde volverá a debatirse el giro ideológico de Ciudadanos hacia el liberalismo: hoy solo tres votos han impedido que el ideario mantenga la referencia a la socialdemocracia.

Albert Rivera, en una imagen de archivo. Ampliar foto
Albert Rivera, en una imagen de archivo. EFE

Los cambios en el ideario, la estrategia y los estatutos de Ciudadanos refuerzan la posición de Rivera y su equipo en el partido. Aunque parece imposible que nadie dispute la presidencia al líder actual en la Asamblea de 2017, los afiliados aún tienen la oportunidad de corregir los documentos aprobados este sábado por el Consejo General del partido y propuestos por la actual dirección. El organismo ha apoyado con contundencia las ponencias de estrategia y estatutos, pero se ha dividido frente a la de valores, que borra del ideario de Ciudadanos cualquier referencia a sus raíces como formación de centro izquierda vinculada a la corriente del socialismo democrático. La propuesta de mantener la redacción y referencias actuales no ha salido adelante pese a que ha cosechado un total de 20 votos a favor, 23 en contra y 2 en blanco.

“Esto es solo un documento base para que los afiliados acabemos decidiendo qué partido queremos”, ha advertido Fran Hervías, el secretario de Organización, en conversación con este diario. “Tengamos en cuenta que ahora todos los afiliados de España inician debates y votan enmiendas a los documentos mediante las agrupaciones”, ha seguido. “De todas las enmiendas van 25 a la Asamblea que serán votadas por los compromisarios”, ha añadido. “Y los compromisarios son elegidos mediante listas abiertas por todos los afiliados", ha recordado Hervías, quien defiende que los cambios permitirán adaptar la estructura de Ciudadanos del partido estrictamente catalán que fue al nacional que es. Estos son los principales cambios aprobados este sábado.

Ideario. De la socialdemocracia al liberalismo progresista. La actual dirección planteaba que el partido se defina como "constitucionalista, liberal, demócrata y progresista”, eliminando su vinculación al “socialismo democrático”. Este sábado ha logrado que saliera adelante su polémica propuesta aceptando un cambio de palabras. "La palabra progresista se pone al lado de liberal, sin la coma de por medio", ha explicado a este diario una fuente de la dirección. "La enmienda [que casi se ha aprobado] era de devolución, para que no hubiera un nuevo documento. Una vez que se ha decidido que hubiera una nueva ponencia de valores, la presentada ha salido aprobada con cinco votos en contra".

Menos primarias que ahora. Las listas, en manos de la Ejecutiva. Ahora mismo, Ciudadanos elige por primarias los cinco primeros puestos de todas sus listas electoralesEn sus cuatro pactos autonómicos con el PP le ha exigido a este partido que adopte las elecciones internas. Sin embargo, el nuevo documento dice que los militantes de Ciudadanos elegirán mediante primarias a los candidatos a presidente del Gobierno de España y de los ejecutivos autonómicos, a los aspirantes a las alcaldías de capitales de provincia y de las ciudades de más de 250.000 habitantes, así como a los cabezas de lista de las circunscripciones electorales de más de 250.000 habitantes en los comicios generales y autonómicos. En los tres últimos casos, solo será obligatorio celebrar primarias si el censo está compuesto por más de 500 afiliados. Es decir, los afiliados solo votarán a los números uno de cada una de esas listas. Para completar los demás puestos y confeccionar las listas de los territorios donde no haya primarias, los Comités Autonómicos elevarán un informe al Comité Ejecutivo, que será el que escogerá a los candidatos.

"Se elige por primarias al responsable [el número uno], que luego tendrá que montar su equipo", explica Hervías. "Es una forma de cohesionar y estructurar mucho mejor el partido", añade. "Quien gane las primarias podrá proponer [a sus acompañantes] pero será la Ejecutiva quien acabe confeccionando la lista. Nos permitirá tener equipos cohesionados y equipos técnicos". 

Comité Permanente para decisiones urgentes. Rivera tiene planeado ampliar su Ejecutiva para dar cabida a pesos pesados como Toni Roldán o Miguel Ángel Gutiérrez, así como a distintos líderes autonómicos. Eso, según el criterio de sus consejeros, hará más difícil convocar al organismo y dificultará que sea ágil en situaciones que requieran respuestas rápidas. En consecuencia, los nuevos estatutos proponen crear un Comité Permanente formado por el presidente, el secretario general y hasta otras 15 personas a la elección del presidente para tomar las decisiones urgentes fuera de la Ejecutiva. "Es como el Comité de dirección que tiene el PP o el PSOE, lo normal en un partido grande, de ámbito nacional", argumenta Hervías. "Las decisiones ejecutivas las toma el Comité Ejecutiva. El permanente, las ejecuta". Pero matiza: "Si hay una decisión urgente, la respuesta rápida la hace el Comité Permanente".

Control a la dirección. Crece el Consejo General. "El Consejo General es el órgano que puede destituir al Comité Ejecutivo, y casi la totalidad [de sus miembros] se eligen por listas abiertas", dice Hervías. "Se va a aumentar de 60 a 125 miembros elegidos en listas abiertas y por tanto va a haber muncha más fuerza de las bases a la hora de poder decidir y fiscalizar a la Ejecutiva". "Va a ser un órgano mucho más fuerte".

Expulsión de los críticos. En la línea de los estatutos vigentes, la propuesta subraya como falta grave, sancionable con la expulsión, filtrar documentos, criticar el partido en público, “así como la creación o participación en corrientes de opinión que sean contrarias a los intereses del partido en su conjunto”. La secretaría de organización asegura que esta última medida intenta combatir "a los submarinos", afiliados que a su juicio se han incorporado al partido procedentes de otras formaciones con el objetivo de generar inestabilidad. Sin embargo, la medida también podría afectar a los pocos grupos críticos que tiene la actual dirección, como TranC'sparencia.