Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La administración más antigua de España es de 1764

La misma familia vela desde 1831 por la continuidad de este local situado en Carmona (Sevilla)

Lotería de Navidad
Valentín Pinaglia regenta la administración de lotería Virgen de Gracia, la más antigua de España.

La administración más antigua de lotería se encuentra en la localidad de Carmona, Sevilla y se llama Lotería Virgen de Gracia. Fundada el 20 de febrero de 1764, según Valentín Pinaglia, el actual lotero, el local ha sido regentado durante siete generaciones por su familia. Concretamente desde el año 1831, cuando su antepasado, Cristóbal de Medina y Cansino, decidió tomar las riendas del negocio.

Decorada como un puesto de venta normal, la administración guarda algunos secretos que acreditan su antigüedad. “Tenemos una copia de la carta con la que el alcalde de Carmona autoriza al primer lotero la apertura del local, el papel con el nombramiento más tarde de mi antepasado como administrador, nos queda algún billete del siglo pasado y utensilios de aquella época como unas tijeras, una lupa… que conservamos con mucho cariño. Además, la calle en la que está situado el local, ahora calle de San Pedro, pero conocida por aquel entonces como de las Vendederas, es una de las más emblemáticas de la localidad”, relata el dueño.

Pinaglia, encargado del negocio desde 2007, cuenta que desde los 14 años ayudaba a su madre a sellar la lotería a mano y a los 20 empezó a trabajar. “Ahora tengo 55 años, pero desde que nací he visto ejercer esta profesión y me encanta. También estudié la carrera de Geografía e Historia aunque al contrario que mis hermanos, que son profesores de universidad, decidí continuar con la tradición familiar”, explica.

Ahora, en estos días en los que el sorteo de Navidad está tan cerca, Pinaglia asegura que no tienen ni un minuto de descanso. “Normalmente, me ayudan mi mujer y mi hijo, pero estos días ni siquiera con eso estamos desahogados. Hay que despachar muy rápido y estos últimos meses han sido una locura. La gente nos llama incluso para reservar décimos por teléfono. Es una fecha muy emocionante”, sostiene.

Durante estos más de 30 años de profesión, el séptimo de esta familia de loteros asegura que son muchas las supersticiones que guardan los clientes a la hora de comprar lotería. “Hay gente que está abonada a un número fijo, otra que cree que da suerte pasarlo por encima de la barriga de una embarazada, pero lo que casi siempre hace todo el mundo es acercar el número a la figura de San Pancracio que tenemos en la puerta porque es el patrón de los administradores. Yo, por ejemplo, estoy abonado al 40.213 y lo juego todas las semanas”.

Valentín Pinaglia, en la puerta de la administración.
Valentín Pinaglia, en la puerta de la administración. EL PAIS

Entre los premios que ha dado esta administración se encuentran dos grandes premios de lotería, pero no el conocido como “el gordo” o el gran premio de Navidad. “Me encantaría dar el gordo alguna vez y ayudar a la gente de Carmona. No hay ningún juego que iguale a este en ilusión”, afirma el vendedor.

Respecto al futuro de la administración después de que él se jubile, Pinaglia confiesa un pequeño secreto: “Sería muy feliz si mi hijo siguiese la tradición familiar y se ocupase del negocio. De momento es complicado, pero de esta forma garantizaríamos la octava generación”.

Más información