Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Boadella, fundador de Ciudadanos, reprocha a Arrimadas su actitud ante el nacionalismo

El dramaturgo y Maneiro (UPyD) critican al partido en una charla organizada por Punset

"La señora Arrimadas celebra una paella colectiva en el día de la Diada. Y no pasa nada en un partido que fue fundado por todo lo contrario". Albert Boadella, dramaturgo y fundador de Ciudadanos, ha criticado este viernes a la líder de este partido en Cataluña durante el debate El nacionalismo y el populismo, organizado por la eurodiputada Carolina Punset. Tras fracasar en las elecciones gallegas y vascas, Ciudadanos afronta un debate incipiente: si aboga por replicar el discurso de Arrimadas —antiindependentista con acentos locales— o si mantiene la apuesta de no adaptar su propuesta a cada territorio. Punset, precisamente, dimitió en octubre de la Ejecutiva nacional de Albert Rivera pidiendo "no diluir" el mensaje antinacionalista de Ciudadanos "en nombre de nada".

Carolina Punset. Ampliar foto
Carolina Punset. EFE

Ciudadanos apenas ha ocupado unos segundos del debate celebrado este viernes en una abarrotada sala del Círculo de Bellas Artes, en Madrid. Sin embargo, ante los ojos de José Manuel Villegas, vicesecretario general de este partido, se han sucedido las críticas concretas a la estrategia de Albert Rivera. Según los críticos, Ciudadanos está modulando su discurso para atraer el voto de los nacionalistas moderados. Aunque la actual dirección niega esa estrategia, el coloquio de este viernes demuestra que la formación vive con tensión el debate.

"La señora Arrimadas celebra una paella colectiva en el día de la Diada. Y no pasa nada en un partido que fue fundado por todo lo contrario", ha criticado Albert Boadella, fundador de Ciudadanos, que ha debatido con el periodista Arcadi Espada; la eurodiputada Maite Pagazaurtundua (UPyD); el diputado autonómico vasco Borja Semper (PP); y el expresidente de Extremadura Juan Carlos Rodríguez Ibarra (PSOE).

"He visto en Ciudadanos ciertas aperturas, tendencia a cometer los mismos errores que cometió el PP en 1996", le ha continuado Cayetana Álvarez de Toledo, exdiputada de esa formación, que ha especificado: "Intentar acercarse al caladero de votos del catalanismo moderado a cambio de sacrificar sus principios fundacionales".

"Hay partidos que cambian su criterio por un puñado de votos", ha añadido Gorka Maneiro, portavoz de UPyD, refiriéndose sin nombrarlo a Ciudadanos. "A la vista está, abandonan los principios y también pierden los votos", ha seguido sobre los resultados del partido de Rivera en las elecciones gallegas y vascas de septiembre, en las que no logró representación. "Hay partidos que supuestamente no son nacionalistas que se acobardan, se ablandan y adoptan determinados discursos, cuando hablan en determinados lugares de España".

Ciudadanos nació en 2006 como un partido estrictamente catalán organizado por oposición al nacionalismo. Ahora, y justo antes de la IV Asamblea del partido (4 de febrero), distintos dirigentes plantean cómo puede asentarse el partido en todas las Autonomías. ¿La razón? El partido ha fracasado en su intento de entrar en cinco Parlamentos autónomos desde que acometió su expansión nacional: País Vasco, Galicia, Navarra, Canarias y Castilla-La Mancha y los dirigentes más jóvenes del partido achacan esos malos resultados a una mezcla de falta de implantación y de defectos de fondo en la propuesta política, que consideran "rancia" con respecto a los regionalismos. Arrimadas, que niega haber cambiado ni una sola coma de la propuesta de Rivera en este área, es su ejemplo. No el de Boadella.

Más información