Iglesias: “Necesitamos más portavoces. Podemos no puede ser una cosa de dos”

El líder del partido percibe que el discurso les hizo parecer más "suaves y moderados"

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, ayer en el Congreso.
Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, ayer en el Congreso. Chema Moya (EFE)

Pablo Iglesias ha fijado este viernes su objetivo electoral a medio plazo y ha dejado claro que, en su opinión, su partido debe articularse en torno a más voces. “Necesitamos más portavoces. Podemos no puede ser una cosa de dos, tiene que ser una cosa de ocho, de nueve, de diez”, ha afirmado al término de su ponencia en la universidad de otoño, unas jornadas que el partido celebra este fin de semana en Toledo. El líder de la formación ha lanzado este mensaje, que puede leerse en el contexto de la disputa que mantiene con su número dos, Íñigo Errejón, después de dedicar buena parte de su intervención a señalar algunas de las tareas pendientes de esta legislatura. En primer lugar, fortalecer a la organización en la sociedad civil. “Lo fundamental es la gente, no podemos ser un partido de cargos públicos. Tenemos que estar en todas partes”, ha opinado. “Para ser oposición no tenemos que ser los mejores en el Parlamento, sino sobre todo los mejores fuera del Parlamento”.

Más información
Rita Maestre: “Un error clásico de la izquierda es el de creerse más listos que el resto de la gente”
Iglesias gana el primer pulso a Errejón y controlará el partido en Madrid

Se ha referido, además, a la noción de transversalidad, a la que recurre con frecuencia Errejón, para recalcar que “una organización transversal no es la que hace buenas propuestas parlamentarias” o que “construir la transversalidad en lo social no es parecerte a Ciudadanos”. “Se nos notó en el discurso que empezábamos a parecer muy suaves y moderados”, ha lamentado. Y ha querido dejar claras las distancias con el protocolo que a veces, como ocurrió este jueves, envuelve las instituciones. “Nos da asco hacer una cola con Rita Barberá para darle la mano al Rey”, ha dicho.

El secretario general también ha llamado hoy a los suyos a trabajar para tratar de llegar a los seis millones de votos tras conseguir más de cinco en las elecciones del 26-J, gracias a los buenos resultados de sus alianzas territoriales. Iglesias ha pedido, además, al partido "no obsesionarse" con buscar la fórmula para captar votos del PSOE. Estas consideraciones, formuladas por la mañana en TVE, son relevantes porque suponen la base del trabajo de Podemos en los próximos años y marcan las líneas de la disputa interna con el sector referenciado en su número dos. Errejón, portavoz parlamentario, lleva días destacando que el último barómetro del CIS demuestra que la formación no ha aumentado sus expectativas electorales, pese a la caída de sus principales competidores.

Todas las discusiones que tensan a Podemos desde el pasado junio tienen que ver, en última instancia, con una pregunta: ¿Cómo puede crecer el partido? El líder cree que la búsqueda del voto socialista, que ha caracterizado a la formación desde su nacimiento, entraña un riesgo, que es el de acabar pareciéndose al PSOE. Ese temor está, además, relacionado con las consecuencias de su presencia en el Parlamento y el peligro de la institucionalización. Iglesias lo ha explicado este viernes en una entrevista en TVE. "Nosotros podemos aspirar a trabajar poquito a poquito para aproximarnos a los seis millones", ha considerado. "No tenemos que obsesionarnos", ha dicho en referencia a los votantes socialistas. "Tenemos que ser enormemente respetuosos".

"Hay una cierta tentación, que es la tentación del ave rapaz: cuando a un adversario que copa un espacio en el tablero político más o menos cercano al tuyo lo ves en dificultades, ir como un águila y o un buitre a devorarlo. Cometeríamos un error", ha afirmado el líder del partido. "Estamos en un momento en el que los movimientos electorales ya no se van a medir en millones de personas. El PSOE va a resistir, no es el Pasok, tiene un suelo electoral de más de 4,2 o 4,3 millones de votos que van a mantener siempre", ha calculado. En este contexto, para Iglesias, Podemos debe ser fiel a sus esencias. "Tenemos que ser nosotros mismos", ha enfatizado. "En el momento en el que Podemos pretendiera parecerse al PSOE creo que la gente diría nos estáis mintiendo, nos estáis tomando el pelo", ha continuado, apelando al "trabajo de hormiguita" o "trabajo de opositor". La única esperanza de Iglesias está relacionada con las nuevas generaciones. Los electores más jóvenes prefieren a Podemos, y esta "realidad histórico demográfica" le permite plantear el trabajo a largo plazo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Francesco Manetto

Estudió Filosofía y Letras y en 2006 empezó a trabajar en EL PAÍS tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana. Actualmente trabaja en la redacción de Ciudad de México

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS