Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Pequeño Nicolás, condenado por decir que el CNI pinchó su teléfono

El juzgado le impone una multa de 4.320 euros y lo absuelve del delito de injurias

Gómez Iglesias, en los juzgados de plaza de Castilla.

Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido popularmente como el Pequeño Nicolás, ha sido condenado a una multa de 4.320 euros por un delito de calumnias con publicidad al Centro Nacional de Inteligencia (CNI). El Juzgado de lo Penal número 25 de Madrid ha absuelto al joven del delito de injurias por el que le acusaba la fiscalía.

Gómez Iglesias se hacía pasar por enviado de los servicios de inteligencia y del Gobierno. Además, afirmó —en una entrevista en prensa, en noviembre de 2014— que el CNI le mantuvo "pinchado ilegalmente el teléfono durante dos meses" y aseguró que le constaba que los servicios secretos intervenían comunicaciones de forma ilegal, incluidas las de uno de los periodistas que le estaba entrevistando.

En otra entrevista, esta vez en televisión, Gómez Iglesias sostuvo que agentes del CNI estaban llevando a cabo "acciones alegales" y que iba a denunciar al comisario de Asuntos Internos Marcelino Martín Blas, al instructor de su detención y a unos agentes del CNI porque se le había escuchado ilegalmente y lo estaba ocultando para que no se sepa que la investigación sobre él era "toda ilegal".

La sentencia, que se puede recurrir, sostiene que la manifestación del Pequeño Nicolás de que el CNI le pinchó el teléfono durante dos meses constituye "una imputación delictiva, concreta y determinada, pues claramente afirmó que dicho organismo [el CNI] había cometido un delito". Y que lo hizo "con voluntad de perjudicar el honor" de los servicios de inteligencia.

El joven, afirma el fallo, "actuó con el consciente propósito de provocar que el calumniado sea tenido en el concepto público como autor del delito que le atribuye". El resto de las manifestaciones de Gómez Iglesias —las realizadas en televisión— no son consideradas delictivas porque "son atribuciones inconcretas o vagas, que no recaen sobre hechos inequívocos y determinados".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información