Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El líder del PP en Almería se dio una licencia urbanística a sí mismo

El Ayuntamiento de Roquetas de Mar otorgó autorización para 206 viviendas a empresas vinculadas con su alcalde, Gabriel Amat

El presidente del PP de Almería, Gabriel Amat Ampliar foto
El presidente del PP de Almería, Gabriel Amat, en un acto de su partido en noviembre de 2012.

El presidente de la Diputación de Almería y líder del PP en esta provincia, Gabriel Amat Ayllón, concedió desde el Ayuntamiento de Roquetas de Mar, del que es alcalde desde 1995, licencias urbanísticas a una empresa en la que el político figuraba y a otras dos en las que entró después como accionista. Esas licencias, otorgadas a lo largo de tres lustros, permitieron levantar 206 viviendas en este municipio de 91.682 habitantes, según un informe de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de la Policía Nacional. Las pesquisas recogen casos desde 2000.

El documento policial forma parte de la investigación del Juzgado número 1 de Roquetas de Mar, que indaga desde 2012 si Gabriel Amat —que es miembro de la junta directiva nacional del PP— benefició desde el Ayuntamiento a una telaraña societaria de un centenar de firmas conectada a 53 familiares. La labor de Amat al frente del Consistorio está siendo investigada por la UDYCO, pero él no ha sido imputado judicialmente. El PP apela a este hecho para respaldarle. Ciudadanos, que apoya al dirigente en la alcaldía, pedirá su dimisión si es imputado, según fuentes de esta formación.

El Gobierno del Ayuntamiento de Roquetas concedió en junio de 2004 a Urbaentinas SL una licencia para construir siete viviendas. El administrador único de esta firma era entonces el propio alcalde, según ha comprobado EL PAÍS en el registro mercantil. Además, el 100% de esta compañía perteneció entre 2006 y 2014 a Amat; su esposa, María del Carmen Pintor Moreno; y sus hijas María del Mar y María Encarnación, según documentos de la Agencia Tributaria.

La empresa, que carece de empleados, registraba en 2015 un activo de dos millones de euros. Este periódico ha intentado, sin éxito, recabar la versión de Gabriel Amat.

Urbaentinas, a su vez, participó en Producciones Televisivas Ondamar Almería. El Ayuntamiento de Roquetas —con Amat en la alcaldía— adjudicó cuatro contratos de 12.000 euros a esta cadena entre 2006 y 2009, como ya publicó EL PAÍS el pasado marzo. Amat evitó en su declaración de incompatibilidades de 2011 dar cuenta de sus intereses en el sector audiovisual.

Roquetas concedió también entre 2003 y 2009 licencias para 184 viviendas a la inmobiliaria Inversiones Prohome SL. La licencia más jugosa para esta empresa llegó en 2007: 51 viviendas plurifamiliares y cuatro dúplex. Posteriormente, entre 2010 y 2012, Inversiones Prohome tuvo como accionista —con una participación del 40%— a Softtol SA, una firma sin trabajadores administrada por la esposa del político, María Pintor Moreno, y con Amat como administrador solidario.

Además, el Gobierno municipal de Roquetas había otorgado en diciembre de 2000 al concesionario Sur Poniente SA una licencia de primera ocupación para 15 viviendas dúplex, almacenes y garajes. Años más tarde, entre 2006 y 2013, Gabriel Amat tuvo el 99,7% de las acciones de esta compañía, según documentos de la Agencia Tributaria. La firma tiene una plantilla de 89 empleados.

El juzgado número 1 de Roquetas de Mar indaga desde 2012 si Gabriel Amat, que también preside el Comité Electoral del PP en Andalucía, cometió los delitos de estafa, cohecho, prevaricación y tráfico de influencias. A día de hoy no está imputado. La Asociación Mediterránea Anticorrupción y Transparencia, que presentó la primera denuncia, sitúa a Amat en el centro de un supuesto clan que saqueó de las arcas públicas más de 100 millones. La fiscalía le denunció el pasado septiembre por adjudicar a su yerno cinco contratos por 1,2 millones.

investigacion@elpais.es

Rectificación

Este periódico publicó por error en su edición del pasado 17 de noviembre que el líder del PP en Almería y alcalde de Roquetas de Mar, Gabriel Amat Ayllón, no se ausentó de la votación que concedió en junio de 2004 una licencia a Urbaentinas SL, una firma donde Amat figuraba entonces como administrador único. El dirigente sí que se ausentó de la comisión encargada de autorizar la licencia, tal y como recoge el acta 43/04 de la Junta de Gobierno Local.

Más información