Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felipe VI aplaza su visita a Arabia Saudí al morir un hermano del rey Salman

Es la segunda vez que la visita a Riad es aplazada en lo que va de año

El rey saudí Salman bin Abdulaziz, en Riad en febrero de 2016.

El rey Felipe VI ha decidido aplazar la visita a Arabia Saudí que iba a comenzar esta misma tarde debido al fallecimiento del príncipe Turki bin Abdelaziz, de 82 años, uno de los once hermanos vivos del rey Salman, según informan fuentes diplomáticas españolas. Este mismo viaje ya se suspendió en enero debido al bloqueo político en España y tras la ejecución de 47 personas por parte del régimen saudí. Tras el fallecimiento del príncipe, en la madrugada del sábado, las autoridades saudíes decretaron tres días de luto y ambas casas reales acordaron suspender el viaje del Rey, que aún no había salido de Madrid.

El Rey de España tenía previsto llegar a última hora de la tarde a la capital saudí en su primer viaje oficial con el nuevo Gobierno español, una visita durante la que iba a abrir la interlocución institucional bilateral con el rey Salman y sus herederos, así como favorecer intereses económicos españoles en diversos sectores.

La visita tenía especial importancia para España, como prueba que fuera la primera programada tras la formación del nuevo Gobierno, ya que estaba prevista la firma del contrato de compra de cinco corbetas por más de 2.000 millones de euros construidas por el astillero público Navantia. Además, el nuevo ministro de Fomento, Íñigo Gómez de la Serna, iba a abordar con su homólogo saudí los problemas que aquejan al consorcio español que construye el AVE del Desierto entre Medina y La Meca, que negocia una moratoria de al menos 17 meses en la finalización de la obra, cuyo plazo inicial concluía en enero próximo. También iban a acompañar al Monarca el nuevo ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, y el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz.

Más allá de estos contratos, el objetivo de fondo del viaje era retomar la estrecha relación personal, casi familiar, que el rey Juan Carlos mantenía con la Casa de Saud y lograr que esta se traspase a su hijo. Por eso, Felipe VI no solo iba a reunirse con el rey Salman sino también con los miembros más destacadas de la nueva generación llamada a tomar el relevo de la gerontocracia aún al frente del país: el príncipe heredero y ministro del Interior Mohamed bin Naif, sobrino del Rey; y el viceheredero y ministro de Defensa, Mohamed bin Salman, hijo del Monarca. Felipe VI ya acudió a Arabia Saudí en enero de 2015, pero entonces se limitó a dar las condolencias al rey Salman por el fallecimiento de su hermano y antecesor, el rey Abdulá.

Esta visita ya se planeó hacerla en febrero pasado, pero se suspendió debido a la interinidad del Gobierno

La cercanía de las dos familias reales resulta, sin embargo, cada vez más polémica, ya que el autocrático régimen saudí es uno de los campeones mundiales de la pena de muerte, con más de 350 ejecuciones en los últimos tres años, está en la lista negra de las ONG por su falta de respeto a los derechos humanos, especialmente de la mujer, y encabeza una intervención militar en Yemen que acumula ya más de 7.000 muertos, la mayoría civiles.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información