Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Errejón rechaza la teoría de “mano negra” o “conspiración” contra Espinar

"Hay periodistas que han hecho su trabajo y eso les ha pasado a todos", afirma el número dos de Podemos

El número dos de Podemos, Íñigo Errejón, ayer en Madrid.
El número dos de Podemos, Íñigo Errejón, ayer en Madrid. EFE

El número dos de Podemos, Íñigo Errejón, rechazó la noche de este lunes que exista una “conspiración” o una “mano negra” contra Ramón Espinar, portavoz del partido en el Senado y candidato a liderar la formación en la Comunidad de Madrid. Errejón encuadró la información adelantada la semana pasada por la Cadena SER sobre la compraventa de una vivienda de protección pública con un beneficio de unos 20.000 en un contexto de intensa fiscalización de los medios. No obstante, desvinculó esa noticia de una campaña puntual contra ese dirigente, como ha defendido en los últimos días un grupo de cargos cercanos a Pablo Iglesias utilizando ese caso en la disputa entre Espinar y su contrincante, la portavoz del Ayuntamiento, Rita Maestre.

“A nosotros se nos ha evaluado con más dureza. A todos los portavoces que somos conocidos nos han golpeado con varias cosas. Hay periodistas que han hecho su trabajo y eso les ha pasado a todos, no ha habido distingos”, afirmó el también portavoz parlamentario de la formación en una charla pública con la revista Mongolia.

Errejón, en cualquier caso, se mostró convencido de la sinceridad de las explicaciones ofrecidas hasta ahora por Espinar. Evitó, una vez más, tomar partido en las primarias, que terminan este miércoles, apelando a su cargo de “secretario político de todos”. Y defendió su proyecto para el futuro de Podemos, que desde sus inicios busca superar la dialéctica entre izquierda y derecha. “Para la gran mayoría de la población española decir soy comunista no significa nada”, señaló, recordando que para crecer la formación tiene que cambiar.

“Un partido de izquierdas no sirve para cambiar en España”, insistió, bromeando con que la izquierda tradicional “ha tenido un planteamiento marciano que soñaba con que vinieran hombres forzudos con peto de trabajo de otro planeta y marcharan por grandes avenidas”. “La obligación del revolucionario es ganar, y por tanto un revolucionario que no gana no sirve”, abundó. Pese a las divergencias entre estos planteamientos y las tesis actuales de Iglesias, Errejón evitó alimentar de forma directa la pugna ideológica entre ambos sectores.

Elecciones en Estados Unidos

El número dos de Podemos reflexionó también sobre las elecciones en Estados Unidos. Aseguró que en España “la reacción popular contra las élites” no la han protagonizado fuerzas populistas de derechas como el Frente Nacional de Marine Le Pen o líderes como Donald Trump porque la expresión política del 15-M es Podemos.

En línea con la postura oficial de su formación, mostró su rechazo tanto hacia el candidato republicano como a la aspirante demócrata, Hillary Clinton, a quien calificó de “ejemplo de hipocresía política”. Pero reconoció que, de votar en Estados Unidos, tendría que meditar a fondo su voto para evitar un Gobierno de Trump. “Igual”, dijo, “con la nariz tapada asumiría que hay que votar contra Trump, pero la batalla en Estados Unidos se perdió cuando perdió Bernie Sanders”. El candidato a las primarias del Partido Demócrata recibió el apoyo de todos los líderes de Podemos.