Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sector de Errejón gana la primera batalla en el congreso de Podemos en Madrid

La candidatura de Maestre vence en la mayoría de votaciones, pero la de Espinar impone la estrategia

Hugo Martínez Abarca, José Manuel López, Rita Maestre, Tania Sánchez y Clara Serra. Ampliar foto
Hugo Martínez Abarca, José Manuel López, Rita Maestre, Tania Sánchez y Clara Serra.

La primera fase del Congreso de Podemos en la Comunidad de Madrid se ha cerrado este jueves con un resultado que refleja la fragmentación del partido en la región y que, de momento, inclina la balanza a favor del sector de dirigentes próximos a Íñigo Errejón. Adelante Podemos con la gente —la candidatura impulsada por la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, y la diputada Tania Sánchez— se ha impuesto en la votación de 9 de las 11 ponencias de la formación, entre ellas el documento organizativo. Juntas Podemos —la iniciativa encabezada por el portavoz del partido en el Senado, Ramón Espinar— ha ganado, en cambio, la votación del proyecto político estratégico: 5284 apoyos frente a 5192, una diferencia de 92.

La ponencia política fue consensuada entre los distintos proyectos con anterioridad. Todos los resultados han sido relativamente ajustados, lo que arroja un escenario de intensa competición en la segunda fase de las primarias, que concluye el 9 de noviembre con la elección de la nueva dirección autonómica.

Han votado en este proceso 11.684 militantes, lo que supone cerca del 20% de los inscritos activos en la página web de la formación. Es previsible que en la próxima elección participe un mayor número de simpatizantes, puesto que en hará confrontación directa de listas y candidatos. Si Adelante Podemos dejó claro desde el día en que se presentó quienes liderarán la candidatura, Juntas Podemos, en la que se integran el sector oficialista, los llamados pablistas y los anticapitalistas, no ha descubierto todavía sus cartas. Además, el hecho de que Maestre haya ganado la votación del documento organizativo coloca a los anticapitalistas en una posición incómoda, que podría desembocar en una renuncia a concurrir en las listas.

Los pablistas prefieren hablar de una suerte de empate porque el documento que han ganado —por poco— es uno o el más relevante, el de la estrategia política, el único que firmaban Ramón Espinar y Miguel Urbán, líderes de las dos fuerzas aliadas. No obstante, el resultado indica que sin la alianza entre pablistas y anticapitalistas los afines a Errejón habrían obtenido una victoria mucho más contundente, lo que revela que la batalla se inclina, de momento, por los afines a Errejón. Teniendo en cuenta, además, que los pablistas habían contado con el apoyo más o menos implícito del propio Pablo Iglesias, y explícito de figuras como el secretario general de Podemos Madrid capital o del cofundador del partido Juan Carlos Monedero.

En las filas de la candidatura errejonista se aprecia el resultado como un espaldarazo que confirma que, como pensaban, las bases del partido en Madrid son mucho más plurales que lo que se podrían considerar los pablistas. Acogen la buena noticia con prudencia y centrados en conseguir que aumente la participación en la segunda parte del proceso.

Más información