La gestora comunica a Rajoy que el PSOE no le garantiza la estabilidad

Fernández transmite a Rajoy que será el comité federal el que decida si se abstiene o no

Susana Díaz en el Parlamento de Andalucía este jueves.JULIO MUÑOZ / ATLAS (atlas)
Más información

No depende de la gestora del PSOE que las elecciones se repitan, sino de la decisión que tome su máximo órgano de dirección, el comité federal. Así se lo transmitió el jueves el presidente de ese órgano colegiado, Javier Fernández, al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, en su primera conversación a fondo tras la llamada protocolaria del lunes. Rajoy entendió que el PSOE tiene por delante un debate intenso que derivará en un sí o un no a su investidura, si esta se produce, pero requiere tiempo. Fernández le anticipó que el PSOE en ningún caso será el garante de la estabilidad de su Gobierno.

Los canales de comunicación entre Mariano Rajoy y Javier Fernández están abiertos y con buena cobertura. En cuatro días, ambos políticos han conversado en dos ocasiones y lo harán más veces antes de que el PSOE tome una decisión sobre su posición ante una nueva investidura del candidato del PP. El jueves, pasada la una de la tarde, mantuvieron una conversación en la que primó la franqueza. No está en la mano del presidente de la gestora del PSOE ni de todo ese órgano colegiado tomar una decisión que en estos momentos mantiene divididos a los socialistas.

El proceso de debate está abierto y de este saldrá “la posición del partido en relación con una eventual abstención ante la investidura de Mariano Rajoy que deberá aprobar el comité federal”. Estas afirmaciones de fuentes cercanas al presidente de la gestora no son una mera descripción burocrática, sino que es exactamente lo que está pasando. Así se lo comunicó Fernández a Rajoy.

Conversaciones discretas

Pero mientras el PSOE está en esa reflexión, no exenta de tensión en las organizaciones territoriales, tanto Rajoy como Fernández quieren mantener conversaciones discretas para saber la evolución de los acontecimientos.

Es posible que el comité federal no se celebre hasta dentro de 10 o 12 días, por lo que no es razonable, según fuentes socialistas, que Rajoy no sepa nada de si hay alguna posibilidad de que de nuevo se entreviste con el Rey para iniciar una nueva ronda de consultas. Para que el proceso de reflexión camine por la senda de evitar nuevas elecciones y, por tanto, los socialistas se abstengan, Rajoy debe asumir también una parte de responsabilidad. “La decisión está en manos del comité federal, pero también de Rajoy”, señalaron los interlocutores consultados. Las condiciones que imponga determinarán la actitud de los socialistas. En ningún caso, el PSOE será el soporte sobre el que descanse la estabilidad del Gobierno de Rajoy. Fernández se lo dijo a Rajoy sin ambages.

¿Hasta dónde está dispuesto a llegar el PSOE? Aún está por determinar, pero las condiciones solo tendrán relación con la investidura, nunca con la gobernabilidad, advierte el presidente de la gestora y así lo está transmitiendo a los líderes territoriales. “El PSOE podrá o no abstenerse ante la investidura pero en ningún caso va a propiciar estabilidad; se la tendrá que ganar día a día”, declaró Fernández a La Sexta, el jueves.

Este es el punto de partida para las negociaciones internas del PSOE, por lo que las declaraciones del día anterior de dirigentes del PP sobre la inutilidad de que el Gobierno dure “un día” no hicieron sino agitar aún más las aguas socialistas. La naturalidad con la que el PP ha demandado al PSOE que “por lo menos” tiene que votar a favor los presupuestos, así como una serie de reformas y los recortes a los que obligue Bruselas, han sido acogidos con estupor. No será posible para la gestora, ni lo pretende, conseguir del comité federal esas condiciones. Nunca las aprobaría, señalan fuentes de ese órgano colegiado.

Queda mucho por hacer, aunque la gestora pretende aprovechar al máximo los próximos 20 días. La reunión que mantuvo Fernández con el plenario del grupo socialista el martes en el Congreso resultó mejor de lo que pensaba. Los críticos le escucharon con respeto y los ya convencidos de la abstención han empezado su labor de convencimiento, o al menos intentarlo, en sus federaciones. La cuenta que salió el pasado sábado en el comité federal más dramático que recuerdan los socialistas desde hace décadas, con la victoria del sector contrario a Pedro Sánchez, no sirve del todo en la actual situación. Muchos de los miembros de ese comité federal se muestran contrarios a abstenerse ante Rajoy, dado que en sus agrupaciones les exigirán que no lo hagan.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción