Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Javier Fernández, un hombre sobrio para conducir un PSOE derrotado

El presidente asturiano, de 68 años, es un referente en el partido pese a su escasa visibilidad

Javier Fernández, el pasado viernes en el Parlamento asturiano.

Javier Fernández Fernández (Mieres, 1948) habla pausado, mira de frente al interlocutor y mantiene siempre una seria simpatía mezclada con timidez. El presidente del Principado de Asturias y ahora responsable de la gestora que ha de conducir el PSOE post Pedro Sánchez es un hombre de respeto dentro del partido, un referente ético de firmes convicciones y uno de los hombres más consultados siempre que el PSOE transita hacia alguna parte. El viernes pasado pronunció en la Cámara asturiana una frase que posiblemente defina su visión de la política y de hacia dónde podía ir el PSOE: "En política cuando una cosa no es posible, es falsa. Y por tanto no existe".

El presidente del Principado desde 2012 y secretario general de la Federación Socialista asturiana nació en Mieres el 7 de enero de 1948, en una familia de larga tradición socialista, de mineros por parte de madre y de siderúrgicos por parte de padre.

Su padre fue internado en un campo de concentración y su abuelo fusilado. Además, es sobrino nieto de Manuel Llaneza, el fundador del sindicato minero SOMA en Asturias. Entre los recuerdos de su infancia están los de los viajes a Francia a visitar a sus tíos en el exilio.

Javier Fernández es un apasionado del tenis (en la pista y desde el sillón) al que debe parte de su perpetuo moreno, y es del Real Madrid (pasión que le acerca a Alfredo Pérez Rubalcaba). En sus tiempos de diputado (también fue senador) se hizo amigo de José Luis Rodríguez Zapatero. Los que lo conocen saben de su estilo reflexivo, pausado.

Su gesto generalmente adusto oculta una persona de trato sencillo, tímida, pero firme, alejada de los gestos grandilocuentes. Y es un acérrimo de la transparencia en su política: fue de los primeros políticos en divulgar su declaración de la renta.

Casado y padre de una hija, es ingeniero superior de Minas y funcionario del Cuerpo de Ingenieros del Ministerio de Industria. Al PSOE se afilió a los 37 años, siendo funcionario del Ministerio de Industria. Su primer cargo público fue el de director general de Minas del Principado, que ocupó en 1991, a los 43. En 1999 entró en el Gobierno asturiano como consejero de Industria, Comercio y Turismo en el Gobierno asturiano presidido por Vicente Álvarez Areces, en el que se mantuvo hasta 2001.

Javier Fernández fue número uno de la lista del PSOE de cara a las autonómicas del 25 de marzo de 2012. Los socialistas fueron la formación más votada, con 17 diputados, pero sin mayoría absoluta. Las negociaciones posteriores entre las distintas opciones dieron como resultado el apoyo de IU y de UPyD a su candidatura a la Presidencia del Principado.

El 23 de mayo Fernández fue investido presidente del Principado de Asturias con el apoyo de los 17 diputados del PSOE, los 5 de IU y el único parlamentario de UPyD, frente a la abstención de los 22 parlamentarios del Foro y del PP. En las elecciones de mayo de 2015 el PSOE logró una mayoría simple y tras los acuerdos alcanzados, el 21 de julio fue reelegido presidente del Gobierno asturiano con los 19 votos del PSOE e IU, y gracias a la abstención de Podemos.

Ahora tendrá que conducir Asturias y tomar las riendas de la gestora del PSOE que tiene que gestionar el proceso de investidura y un tránsito hacia un congreso que pegue el partido y lo recomponga tras la crisis de esta semana.

Más información