Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP denuncia una “cacería” contra Barberá en el Senado

Los populares y la exalcaldesa votan en contra de suprimir aforamientos con una reforma exprés de la Constitución"

Rita Barberá, este martes, durante el pleno del Senado. Ampliar foto
Rita Barberá, este martes, durante el pleno del Senado.

El debate sobre la supresión de los aforamientos volvió este miércoles al Senado. El PP, que ya votó en contra de una iniciativa para suprimirlos el pasado marzo, repitió su oposición a la moción presentada por el Grupo Socialista. Desde su nuevo escaño, en la última fila del hemiciclo como miembro del Grupo Mixto, Rita Barberá votó en contra de la medida después de que casi toda la oposición le reclamara desde la tribuna que renunciara a su acta de senadora.

El PP acusó al PSOE de presentar una “moción trampa”. Rosa Vindel aseguró que la presentaban “a sabiendas de que es un imposible” porque con un Gobierno en funciones no se puede emprender una reforma constitucional para eliminar los aforamientos y acusó a los socalistas del bloqueo político. “A esta cacería que han organizado y a la que algunos se han sumado de forma entusiasta no les vamos a acompañar”, añadió, criticando el distinto trato que, a su juicio, se ha dado a Barberá y al socialista José Antonio Griñán por el caso de los ERE.

Los populares habían aprobado el día anterior con su mayoría absoluta su propia moción para favorecer un pacto de Estado por la regeneración democrática con todas las fuerzas políticas “en el que se puedan concertar aspectos como la supresión de aforamientos, la no concesión de indultos a personas condenadas por corrupción así como las reformas que precise el sistema electoral para reforzar el vínculo democrático entre los ciudadanos y los representantes”. El grupo popular presentó esta moción una semana después de que Barberá comunicara su intención de aferrarse al escaño tras darse de baja en el partido por la investigación contra ella por presunto blanqueo.

La moción del PSOE insta a una “reforma urgente de la Constitución” para la supresión del aforamiento de diputados, senadores y miembros de las asambleas legislativas de las comunidades autónomas. La propuesta recibió 106 votos a favor pero fue rechazada por la mayoría absoluta del PP, a la que se sumó Barberá.

El socialista Antonio Julián Rodríguez Esquerdo acusó al PP de “pitorrearse” de Ciudadanos por no apoyar una moción que pide lo mismo que ya firmaron en su pacto de investidura hace 25 días, y criticó a Barberá. “Nosotros no nos escondemos, como los malos toreros, tras el burladero del aforamiento”. Carles Mulet, del grupo mixto,defendió una enmienda que pedía revisar la revocabilidad de los cargos públicos. “Le rogamos que renuncie al escaño. Cada día que pasa está haciendo daño a la institución y a sí misma”.

Miren Edurne Gorrochategui, de Podemos, explicó que no se creían las promesas de regeneración del PP. “Acuérdense de que Calígula, cuando enloqueció, nombró senador a su caballo”. Y Santiago Vidal, de ERC, aseguró que la presencia de Barberá en la Cámara “ofende a todos”.

Ciudadanos advierte a Rajoy: “Se está complicando la vida”

JUAN JOSÉ MATEO

Ciudadanos ha advertido al PP de que no apoyará un posible segundo intento de investidura de Mariano Rajoy si este no respeta íntegramente el acuerdo que alcanzaron ambos partidos, que incluye la supresión de los aforamientos.

“Se están complicando la vida con nosotros”, ha explicado Fernando de Páramo, secretario de Comunicación, tras ver cómo el PP votaba en contra de una propuesta del PSOE en el Senado para acabar con la protección jurídica de la que gozan diputados o senadores. “No es nuevo, ya lo vimos con Rita Barberá, a la que Rajoy no ha sido capaz de convencer [de que deje el escaño de senadora]”, ha seguido este miembro de la Ejecutiva de Ciudadanos y diputado autonómico en Cataluña. “Si el PP quiere volver a contar con nuestro apoyo, tendrá que cumplir el acuerdo”, ha añadido. “Al PP le cuesta mucho regenerarse. Si Rajoy quiere ser presidente, tendrá que cambiar mucho y cumplir esas condiciones”.

El PP y Ciudadanos firmaron su acuerdo de investidura hace poco más de un mes. Para abrir las negociaciones que culminaron en ese documento, Albert Rivera exigió a Rajoy que aceptara seis condiciones previas. Entre esas medidas se encontraba la de la eliminación de los aforamientos de diputados, senadores y miembros del gobierno. Para Ciudadanos, ese pacto dejó de estar vigente el 2 de septiembre, cuando el candidato no logró ser investido presidente. Sin embargo, los consejeros de Rivera apuestan por reactivar la alianza si el PP consigue “algún candidato viable” que se presente en el Congreso con los votos suficientes para llegar a La Moncloa.

“Pediremos explicaciones”, ha concluído José Manuel Villegas, vicesecretario general de Ciudadanos y número dos de este partido. “O se está a favor de eliminar los aforamientos, o no”.

Más información