Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La maniobra de Sánchez acota al Rey la ronda de consultas

Felipe VI tiene una cita en Colombia durante los días claves para la resolución del bloqueo

El Rey recibe a Pedro Sánchez en una de las rondas de consultas. Ampliar foto
El Rey recibe a Pedro Sánchez en una de las rondas de consultas.

La maniobra de Pedro Sánchez de celebrar las primarias el domingo 23 de octubre acota el margen del Rey para celebrar la última ronda de consultas con los representantes políticos. Siempre y cuando el candidato del PP, Mariano Rajoy, no haya reunido antes los apoyos suficientes para ser investido, algo que tampoco parece muy probable. Para no discriminar a un segundo candidato que ha anunciado que quiere optar a la investidura (algo que ya ocurrió en la legislatura fallida) el Rey tendrá que esperar a que el PSOE despeje su encrucijada y se constate si Sánchez cuenta o no con el aval de los militantes para intentarlo.

El mojón del 25 de septiembre, que era la fecha a partir de la cual se vislumbraría el desenlace del proceso, ahora se mueve hacia finales de octubre. Con el límite del 31 de octubre como fecha tope para encontrar un candidato con apoyos para formar gobierno o para disolver las Cortes y convocar nuevas elecciones, la semana entre el 24 y el 30 de octubre se convierte la única posible para celebrar las audiencias en la Zarzuela.

Pero esa misma semana el Rey tiene una importante cita en Cartagena de Indias, donde los días 28 y 29 se celebra la Cumbre Iberoamericana, que en esta edición conmemora el 25 aniversario y supondrá la solemnización internacional de la paz alcanzada en Colombia. El viaje del Felipe VI a Colombia, del que la Casa del Rey ultima los detalles, simplifica aún más las opciones. Quedan reducidas a los tres primeros días de la semana, es decir, 24, 25 y 26, puesto que el 27 se supone que el Rey está volando hacia Colombia.

Si el secretario general del PSOE ha hecho las cuentas con antelación y le salen, en un solo día, el 24, podría ratificar sus alianzas y el Rey convocaría una ronda de dos días, el 25 y el 26, para hacerle el ofrecimiento. El debate de investidura se podría celebrar a partir del 27, lo que dejaría suficiente margen para celebrar la segunda votación prevista en el artículo 99 de la Constitución con 48 horas de diferencia para lograr la investidura por mayoría simple.

En caso negativo, al igual que hizo en abril tras encallar la XI Legislatura, el Rey también convocaría una última ronda de consultas para constatar que la falta de acuerdos aboca a otro fracaso y una nueva convocatoria de elecciones generales. Serían las terceras que celebra España desde el 20 de diciembre de 2015, cuando las urnas afloraron la fragmentación del tradicional bipartidismo que se había alternado en el poder en los últimos 40 años.

Situación inédita

España vive una situación inédita en la que no encuentra salida al bloqueo político. En la XI Legislatura, Rajoy, con 123 escaños, eludió la investidura por falta de apoyos, pero también votó en contra del socialista Sánchez, que lo intentó mediante un acuerdo con Ciudadanos que tampoco gustó a Podemos. En la actual legislatura, Rajoy, con 137 escaños y un pacto con Ciudadanos tampoco ha obtenido el apoyo de la Cámara.

Esta ronda sería la quinta convocada por el Rey desde entonces (Juan Carlos I realizó 10 durante todo su reinado). El 31 de octubre, dos meses después de la primera votación de la fallida investidura de Rajoy, el jefe del Estado procedería a disolver las Cámaras y a convocar nuevas elecciones.

Más información