Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La escasa participación en la consulta sobre la Feria de Abril alienta el debate

El alcalde de Sevilla califica el referéndum como un "éxito rotundo" y el PP lo tilda de "enorme fracaso"

Una sevillana consulta las bases para votar en el referéndum sobre la feria. Ampliar foto
Una sevillana consulta las bases para votar en el referéndum sobre la feria.

Solo un 6,91% de los sevillanos votó en la consulta popular, promovida por el Ayuntamiento de Sevilla, para alargar un día la próxima Feria de Abril. Desde un primer momento, las expectativas municipales sobre la participación no eran demasiado altas a tenor de los procesos de este tipo realizados en otras ciudades. Pese a ello, el alcalde de la capital andaluza, el socialista Juan Espadas, calificó ayer el resultado como "éxito rotundo" mientras que los populares lo tildaron de "enorme fracaso". La propuesta de adelantar los festejos ha sido respaldada por el 61,8% de los votantes.

De los más de 588.000 ciudadanos que podían participar en el referéndum, solo 40.659 emitieron su voto. "No hay ningún precedente en este país de un nivel de participación tan alto en una cuestión de tipo doméstico, lo que demuestra que los procesos de consulta y de participación han venido para quedarse. Ha sido un éxito rotundo", defendió Juan Espadas pocas horas antes de que se cerrara oficialmente el proceso. En consultas populares como la promovida en Madrid para la remodelación de la Plaza de España, solo participó un 1% de los madrileños con derecho a voto (26.686 vecinos de 2,6 millones).

La descafeinada participación en el referéndum no solo ha alentado el debate sobre la idoneidad del tema de la que ha sido la primera consulta popular en la ciudad sino también sobre el proceso. "La escasísima participación demuestra el enorme fracaso de una iniciativa a la que los sevillanos, mayoritariamente, le han dado la espalda porque no están de acuerdo con ella y porque ha sido un despropósito de principio a fin, ya que el tema elegido por Espadas no podía ser más inapropiado. Hay muchas más prioridades y necesidades para los sevillanos que la feria", ha criticado el portavoz del PP en el Ayuntamiento, Juan Ignacio Zoido, quien ha reiterado que la consulta "ha contribuido a alimentar tópicos falsos y a convertir a Sevilla en el hazmerreír de todo el país". "El resultado de la iniciativa es positivo e interesante, aunque hay mucho que mejorar. Ahora toca preguntar por las cuestiones verdaderamente importantes para nuestra ciudad", ha asegurado el líder de IU, Daniel González Rojas. 

El nuevo calendario para la feria de 2017 (que empezaría el sábado 30 de abril y terminaría al sábado siguiente) ha contado con el apoyo de 25.133 vecinos frente al no de otros 15.526. Precisamente, la propuesta ha sido rechazada mayoritariamente por los ciudadanos del distrito Los Remedios, cercano al recinto ferial. En esta zona se ha registrado la mayor participación (11,54%) y ha ganado el no por un 63%. El resultado del referéndum no es vinculante, pero el Consistorio ya ha anunciado que lo acata y respetará. Ahora, tendrá que ser ratificado en pleno. "Los ciudadanos han votado por un tema que es de importancia capital para la ciudad", mantiene la delegada de Participación Ciudadana, Adela Castaño.

Según los datos facilitados por el Consistorio sevillano, la feria tiene un impacto en la ciudad de más de 700 millones de euros. Con este nuevo calendario, la repercusión económica aumentaría en unos 121 millones. La propuesta aprobada viene a oficializar los días previos al festejo, conocidos como la preferia y en los que los sevillanos ya acudían al recinto ferial. A cambio, la fiesta terminará un día antes que ahora.

A lo largo de la semana, la consulta no ha estado ajena a las críticas "por alimentar ciertos tópicos irreales y perjudicar a la imagen de la ciudad", en palabras de Zoido. "El intento de referéndum está sirviendo como excusa y arma arrojadiza para los que intentan denostar la imagen de los sevillanos", criticó también el líder de Ciudadanos en el Consistorio, Javier Millán, quien calificó la consulta como "chapuza". "El proceso se queda corto, habría que abrir un debate mucho más amplio sobre el modelo que queremos para esta fiesta en el futuro", propuso el González Rojas.

Más información