Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez del ordenador de Bárcenas apunta a un posible machismo del PP

Rosa Freire rechaza apartarse de la causa y niega tener vínculos con el PSOE ni con Álvaro Cuesta

La juez Rosa Freire, instructora del caso sobre la destrucción de los discos duros de los ordenadores del extesorero del PP Luis Bárcenas, ha rechazado este miércoles apartarse de la causa, como le reclamó el pasado 14 de septiembre el partido, que se encuentra procesado como persona jurídica. La magistrada ha decidido no admitir el incidente de recusación planteado por el PP, que la consideró “un eficaz instrumento de la acción política del PSOE”, y que apuntaba a una supuesta “relación evidente” con el vocal del Consejo General del Poder Judicial Álvaro Cuesta por el hecho de haber coincidido en diversos eventos y jornadas jurídicas.

Luis Bárcenas saliendo de los juzgados de Plaza de Castilla. Ampliar foto
Luis Bárcenas saliendo de los juzgados de Plaza de Castilla.

Freire apunta, sin usar el término, a un posible machismo del PP a la hora de recusarla por falta de imparcialidad. “Desconozco si esto significa a ojos del recusante que soy extraordinariamente inteligente o que, por el contrario, soy un instrumento en manos de mentes privilegiadas, seguramente masculinas”, escribe la magistrada en el auto por el que rechaza de plano el movimiento de la formación conservadora. Respecto a los vínculos con Cuesta alegados por el PP también es tajante: “no es el momento de negar la existencia de vinculación alguna –ni evidente ni profunda, ninguna- con el vocal del CGPJ señor Cuesta”.

El abogado del PP, Alberto Durán, señalaba en su escrito que Cuesta propuso a Freire para sustituir de forma interina al juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez cuando este se fue a París como magistrado de enlace con Francia. La magistrada recuerda que esta comisión de servicio es la juez quien la solicita, no los vocales judiciales los que la proponen. También apuntaba el PP que Freire compareció el 12 de mayo de 2015 ante la Comisión de Justicia del Congreso, a propuesta del PSOE, para dar su opinión sobre la última reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que contaba con el rechazo de todas las asociaciones judiciales.

En su escrito, el PP ponía de manifiesto que el pasado 31 de junio en La Sexta los tertulianos Eduardo Inda y Francisco Marhuenda manifestaron sus dudas sobre la imparcialidad de la juez Freire y señalaban que, según fuentes del PP, el partido se estaba planteando recusarla por ser afín a las posiciones políticas del PSOE. “Es decir, la fuente de la información es el Partido Popular, y no al revés, como se pretende” en el escrito de recusación redactado por Durán.

Al margen de estas precisiones, la juez Freire inadmite el recurso del PP por una cuestión de forma fundamental: se ha presentado fuera de plazo. La Ley Orgánica del Poder Judicial establece que las recusación “deberá proponerse tan pronto como se tenga conocimiento de la causa en que se funde” y concretamente marca que serán rechazadas “cuando no se propongan en el plazo de 10 días desde la notificación de la primera resolución por la que se conozca la identidad del juez”. Freire se hizo cargo de la causa el pasado 20 de enero, y la recusación no ha llegado hasta después de que la magistrada dictara el auto por el que procesa al PP como persona jurídica y a la extesorera Carmen Navarro, al informático José Manuel Moreno y al propio Alberto Durán como personas físicas.

Más información