Galicia somete a examen la ‘era Feijóo’ y la fuerza de las mareas

El PP se centra en la figura de su candidato y PSdeG y En Marea en los votantes que quiere cambio

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, este jueves.
El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, este jueves.ÓSCAR CORRAL

Los partidos han abierto en la noche de este jueves al viernes la campaña de las elecciones gallegas dispuestos a pelear cada voto pese a los augurios demoscópicos que pronostican una amplia mayoría absoluta del PP. Alberto Núñez Feijóo, que despertó a los populares con su victoria de 2009, justo cuando la estrella del socialista José Luis Rodríguez Zapatero empezaba a apagarse, vuelve a tener en su mano revivir los ánimos de su partido salvando el feudo gallego. Lo intentará apelando sin descanso a la necesidad de un "Gobierno estable". PSdeG-PSOE y En Marea buscan seducir a ese 57% de votantes que, según el sondeo preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), anhelan un cambio político.

Más información

La campaña del PP en Galicia girará sin parar, como lo ha hecho la Xunta desde 2009, en torno a la figura del candidato. En su lucha por coronar una tercera mayoría absoluta que dé nuevos bríos a su carrera dentro del partido fundado por Manuel Fraga, Feijóo intentará desembarazarse como sea de su imagen de frío contable.

Si en precampaña ha recorrido Galicia con un banco azul en el que se ha fotografiado en actitud relajada charlando con vecinos, su primer día de campaña lo dedicará el candidato del PP a visitar Os Peares (Ourense), la aldea de origen de su familia a la que suele apelar cuando se afana en transmitir humildad. "Yo solo soy el nieto de Eladia", proclamó la pasada primavera Feijóo, con voz temblorosa y en referencia a su abuela, tendera en Os Peares, el día que comunicó a su partido que abandonaba definitivamente su plan de saltar a la empresa privada y accedía a presentarse de nuevo.

El PSdeG-PSOE apostará sobre todo por el votante urbano. El equipo de campaña socialista ve es estos territorios un voto "más volátil" y recuerda que es además en ellos donde se inició la caída del PP de Manuel Fraga que posibilitó en 2005 la formación de un bipartito PSOE-BNG en la Xunta. Su candidato, Xaquín Fernández Leiceaga, hará un “esfuerzo” extra en las ciudades, donde, recalca el partido, se concentra además el descontento con las políticas de Feijóo.

En Marea intentará revivir en el electorado los anhelos de cambio que llevaron a las candidaturas de unidad popular a arrebatar tres ciudades al PP en las municipales de 2015 y a irrumpir con fuerza en el Congreso de los Diputados. Aunque su granero de votos está sobre todo en las áreas urbanas, la campaña del exjuez Luis Villares intentará ganar también cruciales apoyos en las zonas más rurales, en las que se centrará en la primera semana. El partido contará con la presencia de alcaldes del cambio como la regidora de Barcelona, Ada Colau, y confía en recibir también a Pablo Iglesias, aunque su viaje a Galicia no está aún cerrado.

La demoscopia, esta vez, no apunta a un vuelco político. El sondeo preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas, un organismo dependiente del Gobierno central, augura un triunfo amplio del PP, que apenas sufriría desgaste con respecto a los comicios de 2012. Feijóo conseguiría entre 40 y 41 diputados (la mayoría absoluta está en 38) con un 45% de porcentaje de voto, unos datos muy similares a su registro actual. En Marea lograría empatar con el PSdeG-PSOE en la segunda plaza rondando los 16 escaños, el BNG profundizaría en su caída electoral pasando de siete a dos y Ciudadanos se tambalearía entre quedarse fuera de la Cámara autonómica o lograr un representante.

Los partidos han reaccionado con cierto desdén a la encuesta. En el PP alertan a sus electores que la mayoría absoluta solo se consigue en las urnas y En Marea, por su parte, advierte ciertas contradicciones en el sondeo, en el que más de la mitad de los gallegos declara su deseo de cambio político. Por su parte, el presidente de la Xunta en funciones echó mano de Calderón de la Barca al conocer su pronóstico de holgada victoria: "Conseguir una tercera mayoría es un sueño, pero los sueños, sueños son".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción