Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un soldado español muerto y otros dos heridos en Irak al chocar un camión contra su blindado

Defensa descarta el atentado tras la declaración del conductor y el análisis del tacómetro

Accidente en Irak.  Fotos facilitadas por Defensa. A la izquierda, sobre una foto de la misión en Irak, el soldado Aarón Vidal.

Un soldado español destinado en el centro de Entrenamiento de Combate de Besmayah, a unos 40 kilómetros al este de Bagdad (Irak), ha muerto este miércoles como consecuencia del choque de un camión del ejército iraquí contra el vehículo blindado Lince que esperaba a un convoy logístico en la entrada de la base. Otros dos militares españoles han resultado heridos en el accidente, según ha informado un portavoz del Ministerio de Defensa en Irak. Este es el primer fallecimiento de un militar español en este país desde que las tropas volvieron en enero de 2015 a este territorio de Oriente Próximo, del que se retiraron una década antes. Un total de 300 militares de España —repartidos entre las bases de Besmayah, Taji y el aeropuerto de Bagdad— participan en la operación Inherent Revolve, de apoyo al ejército iraquí en la lucha contra el Estado Islámico.

Aarón Vidal López, de 25 años ampliar foto
Aarón Vidal López, de 25 años

El fallecido es Aarón Vidal López, de 25 años, destinado en el Regimiento de Caballería Lusitania 8, con sede en Marines (Valencia). Los dos heridos, de pronóstico menos grave, son el cabo Felipe Capa y el soldado Jesús Ángel Alacid. Este viernes saldrá para Irak un avión Hércules del Ejército del Aire para repatriar el cuerpo.

El siniestro se produjo a las 12.10 del mediodía (hora local) de este jueves, cuando el Lince se encontraba estacionado a la entrada de la base, en tareas de vigilancia y control, y ha colisionado contra él un camión aljibe de las fuerzas armadas de Irak. El soldado fallecido, que estaba en la posición del tirador, ha salido despedido como consecuencia del impacto, con la mala fortuna de que ha sido atropellado por el mismo camión.

Los mandos militares españoles informaron a las autoridades iraquíes, que abrieron una investigación y detuvieron al conductor del camión tras ser trasladado al hospital. Defensa defendió desde el primer momento que "nada hace pensar que haya sido un atentado". Este viernes ha tenido la confirmación de no lo fue. Según las primeras investigaciones, el conductor, un soldado del ejército iraquí, había intentado frenar y esquivar al blindado español. En su declaración posterior, confirmó que había perdido el control del vehículo. La revisión del tacómetro tampoco ha aportado ningún indicio que refuerce la hipótesis del atentado.

Funeral en Marines

Las tropas españolas han despedido este viernes en la base de Besmayah al soldado Aarón Vidal Lopez, de 25 años, muerto este jueves cuando su vehiculo Lince fue embestido por un camión aljibe del ejército iraquí. Al homenaje ha asistido el general estadounidense Gary Volensky, jefe de las fuerzas terrestres de la coalición contra el Daesh, y el embajador español en Bagdad, José Maria Ferré de la Peña. Los dos heridos en la colisión han sido ya dados de alta y el féretro con los restos del soldado Vidal ha sido traslado en helicóptero al aeropuerto de Bagdad, donde aguarda un avión Hercules del Ejército del Aire para repatriarlo. El funeral se celebrara este sábado en la base de Marines (Valencia), sede el Regimiento de Caballeria Lusitania, donde estaba destinado. 

Los dos soldados heridos están fuera de peligro y han sido dados de alta. Uno fue trasladado al hospital americano del aeropuerto de Bagdad y el otro al hospital de la base de Besmayah. Un avión Hércules repatria este viernes el cuerpo del soldado fallecido.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, que participaba en Londres en una cumbre sobre misiones de paz de la ONU, regresó de forma precipitada a Madrid tras el accidente. 

Los españoles adiestran en Besmayah a una brigada iraquí, especialmente en desactivación de explosivos, una tarea que los militares españoles comparten con los estadounidenses. La misión responde a una petición del Gobierno iraquí que en 2014 vio como su Ejército se desmoronaba ante el avance del Estado Islámico (EI). Los españoles fueron los primeros en incorporarse a la coalición internacional que lidera EE UU. Desde mayo cuentan además con el apoyo de 30 miembros de los Comandos portugueses.

Los blindados Lince LMV (siglas inglesas de vehículo polivalente ligero), con capacidad para el conductor y entre cuatro y seis pasajeros, y los RG-31 fueron adquiridos para sustituir a los BMR (Blindado Medio sobre Ruedas). El Lince, fabricado por la firma italiana Iveco, pesa 6.500 kilos, puede ir hasta a 130 kilómetros por hora y su autonomía media es de 500 kilómetros.

Un soldado español y otro salvadoreño fallecieron en 2014 en Líbano como consecuencia de un accidente de tráfico de otro vehículo Lince.

Más información