Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

García-Page es partidario de pactar con Podemos “con los límites claros”

El presidente de Castilla-La Mancha respaldaría un acuerdo "sin el derecho a decidir"

Emiliano García-Page y Pedro Sánchez, en un mitin de la campaña del 26-J. Ampliar foto
Emiliano García-Page y Pedro Sánchez, en un mitin de la campaña del 26-J.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, aceptaría un pacto con Podemos "con los límites claros". Esto es, sin el "derecho a decidir", ha recalcado este martes, un día después de que Pedro Sánchez planteara una ronda de contactos con todas las fuerzas parlamentarias, salvo Bildu, para evitar unas terceras elecciones. El líder del PSOE sólo iría a la investidura si cuenta con los apoyos necesarios. Su plan encontró la oposición de otros presidentes regionales, como el de Aragón, Javier Lambán.

El partido de Pablo Iglesias exige la celebración de un referéndum de autodeterminación en Cataluña, lo que va en contra de la resolución del comité federal del PSOE del 28 de diciembre pasado y que sigue vigente. "El PSOE nunca ha dicho un no absoluto a poder gobernar con Podemos, aunque sería para preguntarse por qué Podemos no dio el visto bueno antes", ha subrayado respecto a la investidura fallida de Sánchez a principios de marzo, cuando logró el apoyo de Ciudadanos y le faltó la abstención de la formación de Iglesias.

El líder territorial del PSOE considera, no obstante, que la ronda de contactos impulsada por Sánchez para desbloquear el tablero político no tiene visos de éxito. "¿Que no conduce a nada? Puede ser. Los antecedentes nos muestran que mezclar a Podemos y Ciudadanos, que no se juntan ni para jugar al mus, no tiene ningún sentido. [...] Con las cuentas en la mano no es viable, aunque es un escenario pedagógico en el que quedaría clara la posición de cada uno", ha manifestado García-Page en la Cadena SER.

El PSOE andaluz, la federación socialista más poderosa, se opone al diálogo a tres de Sánchez por "inviable". Ante las fricciones internas, García-Page entiende que el PSOE se ha colocado en una "posición difícil". "Probablemente, el error de base está en considerar que la última palabra o la palabra definitiva la tiene solo el PSOE", ha reflexionado.

García-Page ha insistido en que el "único límite claro" del PSOE es no hacer depender un Gobierno, "por activa o por pasiva", de quienes quieren "romper nuestro país". El dirigente autonómico ya incidió la semana pasada, antes del voto en contra de la investidura de Rajoy, en que "tan coherente tendría que ser la posición de Madrid, de Ferraz y del comité federal con el rechazo al PP como con todo lo demás que dice la resolución". El comité del pasado 28 de diciembre prohibió las negociaciones con quienes defendieran tanto la independencia como la celebración de un referéndum de autodeterminación en Cataluña.

Más información