Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso intenta resolver el conflicto de la distribución de escaños

La Mesa de la Cámara se reúne este martes a la espera de que Rajoy ponga fecha a la investidura

El Congreso intenta resolver el conflicto de la distribución de escaños Ampliar foto

La Mesa del Congreso de los Diputados tiene previsto intentar resolver en su reunión de este martes el conflicto relacionado con la asignación de los ocho escaños que dejó libres la antigua Convergència, ahora Partit Demòcrata Català. Esta formación ya no cuenta con grupo propio y se integró en el Mixto. Pero el espacio que dejó vacío desató un pulso, sobre todo entre Podemos y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), para ocupar al menos una parte de esos asientos, ubicados en la bancada central en un lugar con buena visibilidad.

El órgano rector del Congreso, que abordó la semana pasada esa cuestión entre otras, no ha logrado todavía un acuerdo y aplazó su discusión a la reunión de este martes. La propuesta de distribución de escaños presentada por el propio Francesc Homs, cabeza de lista de Convergència y ahora portavoz del Mixto, renuncia al espacio que ocupó su formación en las pasadas legislaturas, dejándoselo a ERC. A cambio, pide mejorar la visibilidad de todo el Grupo Mixto, bajando del gallinero y ocupando escaños de la cuarta fila del extremo derecho de la bancada central.

La ubicación de los grupos en el hemiciclo del Congreso, en cualquier caso, ha enfrentado sobre todo a ERC y a Podemos. El PP, el PSOE, Ciudadanos y el PNV accedieron a conceder a Esquerra los antiguos escaños de Convergència, pero la formación de Pablo Iglesias impugnó esa distribución al considerar que pese a contar con 67 diputados no tiene suficiente visibilidad.

Ya el pasado mes de enero, el grupo de Podemos-En Comú Podem-En Marea protagonizó un duro enfrentamiento con el PSOE a cuenta de la ubicación de sus parlamentarios. La Mesa, donde los socialistas y Ciudadanos tenían mayoría, les mandó al gallinero, a partir de la cuarta fila, aunque finalmente rectificó.

En la reunión de ese órgano, además, crecerá la presión sobre la presidenta del Congreso, Ana Pastor, para que convoque cuanto antes el debate de investidura. El miércoles el Comité Ejecutivo Nacional del PP decidirá aceptar las condiciones de regeneración impuestas por Ciudadanos para apoyar a Mariano Rajoy. Pero el presidente del Gobierno en funciones, que todavía no ha aclarado sus planes, se resiste a someterse al examen del Parlamento si no cuenta con la abstención de al menos una parte del grupo parlamentario del PSOE.

Los socialistas no solo se reafirman en su no al líder del PP, sino que, al menos por el momento, se han mantenido al margen de las negociaciones. Niegan, además, sentirse presionados a pesar de las circunstancias y no tienen previsto dar nuevos pasos antes de que Rajoy mueva ficha y llame a Pastor para convocar una sesión de investidura.