Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CIS

Unas terceras elecciones repetirían el resultado del 26-J, según el CIS

El Partido Popular volvería a ganar las elecciones, con un 32,5% de los votos, a casi 10 puntos de distancia del PSOE, en segunda posición (23,1%)

Encuesta CIS pulsa en la foto

Si el bloqueo político persiste y aboca a unas terceras elecciones el resultado de estas no cambiaría sustancialmente el que arrojaron las urnas el pasado 26 de junio, según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicado ayer. La encuesta, elaborada en los 11 primeros días de julio, revela que el Partido Popular volvería a ganar las elecciones, con un 32,5% de los votos, a casi 10 puntos de distancia del PSOE, en segunda posición (23,1%). El de Pedro Sánchez es el único de los cuatro principales partidos que mejoraría tímidamente sus resultados, mientras el resto cae, pero todos con leves variaciones.

El CIS reafirma el bloqueo y evidencia que unas terceras elecciones no solucionarían el problema a los líderes políticos. En caso de volver a las urnas, los ciudadanos no tienen intención de variar su voto, según apunta la encuesta, que desvela unos resultados con oscilaciones que como máximo llegan a un punto y medio. En el primer sondeo tras las elecciones del 26 de junio, la foto es muy parecida a la de la cita electoral: el PP consolida la primera posición y el PSOE la segunda, sin que Unidos Podemos se acerque al ya fallido sorpasso (con el 19,6% de estimación de voto, queda a 3,5 puntos de distancia del PSOE).

Caen todos los partidos menos el PSOE, que sube ligeramente: el que más pierde es Unidos Podemos (1,5 puntos), mientras Ciudadanos, que lograría el 12% de los votos, se deja algo más que un punto (1,05), y el PP no llega al punto de caída (0,53). El alza del PSOE, a cambio, apenas llega a 0,44 puntos. Al igual que el 26-J, el bloque de derechas supera al de izquierdas.

La encuesta del CIS, basada en 2.500 entrevistas, se realizó entre el 1 y el 11 de julio, apenas unos días después del 26-J, aunque en un plazo que ya recoge los primeros movimientos de los partidos tras las elecciones, con la ronda de contactos que abrió el presidente Mariano Rajoy y, en menor medida, el comité federal del PSOE, que se celebró el 9 de julio y que decidió votar no al PP. Según el sondeo, los socialistas no estarían siendo penalizados por su negativa a apoyar un Gobierno del PP, aunque lo poco que mejoran en estimación de voto puede responder también a un cierto efecto de caballo ganador, porque el llamado sorpasso que se preveía de Unidos Podemos al PSOE (y que el propio CIS, por otra parte, también pronosticó) no se consumó. El mismo efecto puede explicar también la consolidación del PP y que Unidos Podemos y Ciudadanos, que obtuvieron un resultado por debajo de sus expectativas, se vean perjudicados.

Fidelidad de voto

Hay más datos en la encuesta que prefiguran un resultado similar si los ciudadanos tuvieran que volver a las urnas, como el de la fidelidad de voto. Esta es altísima en el caso del PP. Un 87,1% de los votantes del partido de Mariano Rajoy repetiría su voto del 26-J, y además los populares atraen al 5% de los votantes de Ciudadanos. El 84% de los del PSOE repetiría su apoyo a los socialistas, mientras con algo más de dudas el 81,1% de los de Unidos Podemos volvería a depositar el mismo voto, por el 77,7% de los de Ciudadanos.

En caso de repetirse las elecciones una tercera vez, la abstención alcanzaría el 13,4%, según el CIS, dos puntos y medio más que su último sondeo. Si bien hay otro 10,2% que reconoce que no sabe lo que haría y otro 5,6% que no contesta a la pregunta de a quién votaría. Por lo general, en todo caso, las encuestas no reflejan con exactitud el dato de la abstención, que los expertos suelen decir que es un fenómeno revelado y no declarado. El motivo es la mala percepción social sobre los abstencionistas, de forma que la gente no suele decir que no irá a votar. La abstención el 26-J alcanzó el 30,16%.

El CIS sí viene a apuntalar el retroceso de Unidos Podemos, que si se repitieran las elecciones todavía perdería 1,5 puntos más y se quedaría por debajo del 20% de los votos. El partido de Pablo Iglesias es consciente de que el bloqueo político le perjudica por el riesgo de desmovilización de sus votantes, tal y como reconoció este lunes Carolina Bescansa, secretaria de Análisis Político. “Nuestra fuerza política nace, crece y se nutre de la ilusión y la esperanza de cambio. Nosotros necesitamos que se puedan cambiar las cosas. Como se instale en este país la idea de que no se pueden cambiar las cosas, Podemos deja de tener sentido”, admitió.

La interpretación que hicieron los partidos del sondeo vino a confirmar el bloqueo político, fundamentalmente porque el PSOE se agarró a su ligero ascenso para reafirmarse en el no a Rajoy. “El PSOE es coherente con lo que dice el CIS en relación con que no vamos a apoyar, ni directa ni indirectamente, las políticas que avalan la corrupción de Rajoy y las políticas económicas que avalan la desigualdad”, concluyó el portavoz Económico del PSOE, Pedro Saura.

Esquerra afianza su liderazgo frente a CDC

Las elecciones del pasado 26 de junio consolidaron una tendencia inaugurada el 20-D: Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) ha arrebatado el liderazgo del independentismo a la antigua Convergència, el Partido Demócrata Catalán. Y esa senda se sigue profundizando, según el CIS.

En caso de repetirse las elecciones, ERC mejoraría sus expectativas de voto del 26-J (que ya fueron sus mejores resultados en unas generales en este periodo democrático) y pasaría del 2,63% al 2,9% de los votos. Todo lo contrario que la antigua CDC, que bajaría del 2,01% al 1,7%. ERC logró nueve escaños en los pasados comicios, por los ocho de los convergentes, cuyo declive ha culminado esta semana con su paso al Grupo Mixto en el Congreso.

El Partido Nacionalista Vasco se mantiene estable el 1,2%, mientras Bildu aumenta del 0,77% al 0,9%.

Más información