Feijóo valora si hace coincidir las elecciones con las vascas

El presidente de la Xunta, dispuesto a pactar con el PSdeG para evitar un gobierno de las Mareas

El presidente de la Xunta de Galicia y candidato a la reelección por el PP, Alberto Núñez Feijóo, mantiene hasta el último momento la incógnita sobre la fecha de celebración de las autonómicas. Feijóo ha confirmado esta semana que serían en octubre, pero aseguró al mismo tiempo que intentaría llegar a un acuerdo con Íñigo Urkullu, para hacerlas coincidir con las vascas. Urkullu se adelantó en su convocatoria para el 25 de septiembre y Feijóo se plantea ahora cambiar su compromiso inicial y adelantar las gallegas. Hoy es el último día para ello.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, el 21 de julio en el Astillero Navantia Fene.
El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, el 21 de julio en el Astillero Navantia Fene. kiko delgado (EFE)

La incógnita sobre la posible coincidencia tiene las horas contadas, puesto que el plazo para convocarlas y puedan coincidir concluye hoy. Horas antes de que el lehendakari anunciase la fecha electoral, Núñez Feijóo insistió en un acto en Santiago en que a ambos dirigentes les gustaría que coincidiesen los comicios el mismo día, ya que tanto en 2009 como en 2012 sucedió así.

En una entrevista concedida a Europa Press, el presidente gallego reconocía este domingo que no ha despejado la duda sobre la fecha de las elecciones si bien, aunque el PP de Galicia se da por hecho que las hará coincidir con las vascas, ha asegurado que tomará la decisión “más consecuente” y “responsable”. “Es mi idea sobre la fecha que he dicho que serían en octubre y también he defendido que debíamos procurar que se celebrasen con las vascas. Una y otra cosa a la vez ya no es posible”, ha reconocido.

Las dudas de Feijóo han sido ya contestadas desde el resto de partidos que le recriminan que la fecha de las autonómicas gallegas “las ponga el lehendakari vasco”. El probable adelanto electoral coge con el pie cambiado a buena parte de la oposición, especialmente a las candidaturas de unidad popular.

Marea sin Podemos

En Marea se convirtió este mismo fin de semana en partido instrumental, sin Podemos, que ha quedado fuera y somete todavía esta semana a sus bases la votación sobre si firman un pacto electoral con sus socios en el Congreso o si se presentan solos

A la complicada situación de las fuerzas de unidad popular se suma la de los socialistas. Presididos de momento por una gestora, los dos sectores tradicionalmente enfrentados se baten estos días en una dura campaña por la composición de las listas que encabezará el candidato electo en Primarias, Xaquín Fernández Leiceaga, próximo al exsecretario general de los socialistas gallegos José Ramón Gómez Besteiro que dimitió tras haber sido imputado por una decena de delitos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Aunque reacio a ponerse en un escenario que no contemple la mayoría, Feijóo, que ha denostado constantemente a los bipartitos, sostiene que no estaría en contra de pactar un gobierno con el PSdeG si con ello pudiese frenar el gobierno de las mareas ciudadanas.

Aún expresando su preocupación por la “deriva” de los socialistas gallegos, el presidente de la Xunta sostiene que “es bueno para las instituciones que los dos grandes partidos hablen entre sí. Sería bueno para Galicia que, en el caso de que el PP necesite completar su mayoría pues pueda obtenerla del PSdeG”.

El presidente autonómico, que aceptó la petición del PP de presentarse a un tercer mandato tras haber comprometido que solo estaría dos, se muestra confiado de su victoria y anuncia que en caso de no alcanzar la presidencia, no quedará en la oposición.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS