La constitución de las Cortes

El veto de los nacionalistas aleja un presidente del Congreso alternativo al PP

Convergència cierra el paso a Domènech y deja el suspense sobre si apoyará a López en segunda vuelta

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, este lunes.
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, este lunes.ULY MARTÍN

Más información

El probable veto de los nacionalistas impedirá mañana, en la sesión constitutiva de las Cortes, un presidente alternativo al PP. El intento de Podemos y En Comú Podem de que Xavier Domènech, portavoz de la alianza catalana de Pablo Iglesias, fuera elegido presidente del Congreso con los votos de las formaciones soberanistas ha quedado este lunes totalmente frustrado por el rechazo de Convergència, ERC y PNV. Sin sus votos es imposible, aunque lo apoyara el PSOE en la segunda vuelta. Y ningún partido nacionalista, soberanista o independentista votará a Domènech.

Probablemente pasará a la segunda vuelta el socialista Patxi López frente a Ana Pastor (PP), pero solo sería elegido si tuviera los votos del PSOE, de Podemos y de nacionalistas e independentistas.

Convergència y PNV no apoyarán inicialmente a los candidatos de PP, ni del PSOE, ni de Podemos, salvo cambio de última hora. Esta circunstancia, al margen de la postura de Esquerra, deja al candidato de En Comú Podem sin los apoyos suficientes para llegar a una hipotética segunda vuelta en la votación del presidente de la Cámara baja y forzar al PSOE a decantarse entre Ana Pastor, aspirante del PP, y Domènech. 

Francesc Homs, portavoz de Convergència, ha anunciado que se votará a sí mismo, como protesta por el proceso contra él por la consulta fallida en Cataluña. No ha querido explicar qué harán en la segunda vuelta si como parece Homs no es uno de los dos más votados y debe optar entre Ana Pastor y Patxi López.

Los nacionalistas catalanes están pendientes de que se les permita tener grupo parlamentario propio porque no cumplen todos los requisitos formales. El PP está dispuesto a aplicar con flexibilidad el reglamento para que lo tengan.

ERC, según ha anunciado su diputado Gabriel Rufián, ve inevitable que Ana Pastor sea presidenta del Congreso y no ve posible que sea elegido Xavier Domènech como presidente del Congreso. "Ana Pastor tiene las mayorías suficientes para ser presidenta del Congreso, el problema de la proposición de Podemos es inviable a sabiendas", ha asegurado, dando a entender que se abstendrán como el PNV.

Iglesias ha intentado, no obstante, una última carta. Ha buscado un acuerdo in extremis con el PSOE para la Mesa del Congreso, cuya presidencia y reparto se vota este martes en la sesión constitutiva de las Cortes. La dirección de Podemos ha ofrecido a los socialistas, según ha explicado su número dos, Íñigo Errejón, en una conversación informal con periodistas un “acuerdo de reciprocidad”. Esto es, en virtud de este pacto Podemos se comprometía a votar al candidato del PSOE, Patxi López, si llegaba a la segunda vuelta. A cambio, los 85 diputados encabezados por Pedro Sánchez hubieran tenido que hacer lo mismo con Domènech. El Grupo Parlamentario Socialista no ha considerado siquiera esta oferta porque con el veto de los nacionalistas carece de sentido.

“No hay ningún acuerdo de reciprocidad con Podemos. El PSOE votará a Patxi López”, han señalado fuentes de esa formación.

EL objetivo de Podemos era prefigurar con un acuerdo para el reparto de los nueve puestos del órgano rector del Congreso la posibilidad de un Gobierno alternativo al PP. “Tanto para este martes como para el Gobierno hay una alternativa. Xavi Domènech representaría un Congreso mucho más plural, mucho más fraternal”, ha señalado Iglesias.

“El PSOE tiene la oportunidad de mirar a su izquierda y ponerse de acuerdo con nosotros”, ha considerado el líder del partido en La Sexta. Podemos trata de forzar al PSOE a elegir entre ellos o permitir que Mariano Rajoy siga en La Moncloa. “Una vez que los campos han quedado claros, yo creo que pensamos diferente al PP y Ciudadanos”, ha dicho. Sánchez tiene, en opinión de Iglesias, la oportunidad de decantarse.

Los dirigentes del grupo de Unidos Podemos llevan días destacando la importancia de que la Mesa de la Cámara baja refleje la pluralidad del Congreso. Por esta razón, aseguran que consideran prioritario que el PP y Ciudadanos no tengan mayoría en el órgano rector del Parlamento, ya que en ese caso, resaltan, esas dos formaciones tendrían la llave del candado para bloquear iniciativas. La elección del portavoz de En Comú Podem, además, da alas al principio de "plurinacionalidad", que Podemos defiende desde su llegada a las instituciones, con una imagen simbólica. Esto es, un presidente del Congreso catalán y a favor del referéndum y representante de la fuerza más votada en Cataluña el pasado 26 de junio. “No hay que dar ganador al PP, sino seguir buscando alternativas. En esas estamos”, ha proseguido Iglesias. “Si logramos tener una Mesa nueva del Congreso, se sentarán las bases para un Gobierno progresista”.

Ya en enero Podemos intentó una operación similar proponiendo a Carolina Bescansa, cofundadora de la formación, para presidir el Congreso. Iglesias llamó entonces a los portavoces soberanistas, pero Francesc Homs (CDC) y Aitor Esteban (PNV) se negaron a secundar la operación que hubiera arrebatado la presidencia al socialista Patxi López. El acuerdo debe cerrarse antes de este martes a las diez de la mañana.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50