_
_
_
_

Susana Díaz: “Nos hemos salvado por la campana”

La presidenta de Andalucía advierte de que el PSOE no debe intentar gobernar: "Esos debates que se han abierto de que podemos formar gobierno pueden convertirse en pesadilla"

Susana Díaz, en primer plano en el comité federal del PSOE.
Susana Díaz, en primer plano en el comité federal del PSOE.ULY MARTÍN

La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, ha cerrado para el PSOE la posibilidad de que intente forjar una mayoría de gobierno si es que Mariano Rajoy no consigue la suya. Esta opción la han defendido la presidenta de Baleares, Francina Armengol; el secretario general de Castilla y León, Luis Tudanca; algunos dirigentes vascos, los representantes de Izquierda Socialista y no la ha descartado como último recurso el primer secretario general del PSC, Miquel Iceta. "Le corresponde a Rajoy. Ha ganado las elecciones. Es él quien tiene que darle un Gobierno a España. Esos debates que se han abierto de que podemos formar gobierno pueden convertirse en pesadilla. Eso debería salir claro de aquí", ha afirmado en su intervención en el comité federal.

La secretaria general del PSOE andaluz, así como muchos de los miembros del comité federal que han intervenido, no han puesto paños calientes a los resultados electorales del PSOE, que han considerado muy malos. La mayoría de ellos, fuera del salón de la reunión, han considerado excesivamente tibio y del todo insuficiente la escasa autocrítica de Pedro Sánchez, tras firmar los peores resultados de la historia del PSOE. En esto se ha visto la diferencia y no en el análisis de lo que hay que hacer para la gobernabilidad de España. "No hemos recogido ni un solo voto de ese millón de votos que ha perdido [Unidos Podemos]. Y no lo hemos recibido porque hemos difuminado mucho nuestro proyecto, porque nuestra posibilidad de gobernar era alcanzar un Gobierno con Podemos. Es hora de recuperar nuestras señas de identidad", ha apuntado Díaz.

"¿Cuál es el papel del PSOE?", se ha preguntado la presidenta andaluza. En primer lugar ha dejado claro que el PSOE no puede intentar formar una mayoría con tan solo 85 diputados. Después, ha descartado ayudar a Rajoy a que sea investido presidente: "Ni por activa ni por pasiva apoyaremos a Rajoy. Debe buscar sus apoyos en el Congreso de los diputados". Por último: "En este país no puede haber terceras elecciones porque sería una catástrofe".

La solución a que no haya elecciones y no apoyar a Rajoy la debe aportar Pedro Sánchez. "Le corresponde al secretario general gestionar esta decisión. Va a tener mi lealtad. Nos vamos a corresponsabilizar de esta situación". Díaz ha instado a Sánchez a que actúe "con claridad". "Convicciones" y no "tacticismo" es lo que ha pedido Susana Díaz como guía a seguir en la decisión que se adopte.

La dirigente andaluza no ha visto casi ninguna razón para el optimismo. "Es buena noticia que no haya sorpasso, pero nos hemos salvado por la campana". Los socialistas, ha recordado, están a diez puntos del PP y tan solo le ha sacado dos a Unidos Podemos. "Tenemos que revertir esta tendencia". Eduardo Madina, que compitió con Pedro Sánchez por la secretaría general además de con José Antonio Pérez Tapias, ha sido uno de los más críticos con el resultado electoral del partido.  

Javier Fernández también ha sido muy taxativo en el no con que el PSOE intente formar una mayoría parlamentaria, al igual que ha hecho Susana Díaz y Guillermo Fernández-Vara. La posibilidad de abstenerse ha planeado durante todo el comité federal, aunque haya sido con eufemismos o planteamientos implícitos. El presidente de Extremadura, después de rechazar un voto afirmativo a Rajoy y otras elecciones, ha señalado que "no hay que descartar nada".  El no rotundo ha correspondido a quienes abren la puerta a que el PSOE pueda intentar formar su mayoría. Miembros de la Ejecutiva como la secretaria general de Administraciones Públicas, Susana Sumelzo, del núcleo de confianza de Pedro Sánchez, ha asegurado que "en ningún caso" el PSOE debe abstenerse.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha echado en falta más autocrítica por los resultados obtenidos. "Tenemos muchos motivos para estar preocupados como partido", ha afirmado en público tras su intervención a puerta cerrada en el comité federal, donde ha recordado que José Luis Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba renunciaron como secretarios generales después de otros resultados electorales negativos. Lambán ha subrayado que el PSOE ha perdido "nítidamente" las generales y no cuenta con opciones "razonables" de gobernar, a más de diez puntos del PP y con Podemos "pisándoles los talones". Para el mandatario aragonés, la prioridad del PSOE es, "exclusivamente", la de "reconstruirse" como partido.

Eduardo Madina, que compitió con Sánchez por la secretaría general en 2014, ha pedido hacer una “reflexión seria” e hizo hincapié en que los socialistas fueron “supercríticos” con los 110 escaños de Alfredo Pérez Rubalcaba en las generales de 2011 y cinco años después les baste con haber evitado el sorpasso y mantener la hegemonía en la izquierda. Al contrario que el 20-D, cuando como ahora iba de número siete por Madrid, Madina estará en las Cortes.

La cabeza de lista por Valladolid y exportavoz parlamentaria Soraya Rodríguez ha recordado que Zapatero, en el congreso en que ganó la secretaría general, encabezó su discurso con un "No estamos tan mal". A partir de entonces, comenzó la remontada del PSOE. Ahora, Rodríguez recomienda decir: "Nunca hemos estado tan mal". Para comenzar a frenar la caída e iniciar la mejora del PSOE.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_