Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy y Rivera inician los contactos para desbloquear las negociaciones

Los dos líderes coinciden en que su cita del martes puede marcar "un antes y un después"

Mariano Rajoy entrega este jueves sus credenciales como diputado. Ampliar foto
Mariano Rajoy entrega este jueves sus credenciales como diputado.

Mariano Rajoy y Albert Rivera ya han mantenido un primer contacto para intentar desbloquear las negociaciones para formar Gobierno, según fuentes del PP y de Ciudadanos. Los dos líderes coinciden en dar la máxima importancia a la cita que mantendrán el martes en el Congreso. Y están de acuerdo en acelerar los plazos para que haya una votación de investidura en julio y en que cualquier hipotético acuerdo debe garantizar la aprobación de los Presupuestos y el cumplimiento de los compromisos con Bruselas. “No hay veto a Rajoy”, afirmó este jueves Rivera.

La reunión que protagonizarán el martes (10.30) Rajoy y Rivera puede marcar “un antes y un después” en las conversaciones abiertas para evitar otra repetición electoral. “Lo serio empieza ahora”, admitió un dirigente de Ciudadanos.

Tanto el presidente del PP como el de Ciudadanos están de acuerdo en acelerar los trámites para intentar que haya una votación de investidura en la última semana de julio. Coinciden, también, en la necesidad de que el próximo Ejecutivo cuente con apoyos estables para abordar la tramitación de los Presupuestos de 2017, la aprobación del techo de gasto de las administraciones públicas y las grandes reformas que debe afrontar España.

Rajoy y el PP siguen considerando al PSOE como su socio prioritario pero ahora se reunirán con un Rivera que acude al encuentro sin confirmar la vigencia de su gran promesa electoral: que ni por activa ni por pasiva favorecerá la continuidad del actual presidente en funciones en La Moncloa. “No hay veto a Rajoy”, dijo ayer el líder de Ciudadanos, que en estos momentos prioriza la apertura de negociaciones al debate sobre el futuro líder del PP. Esa meta se posterga para después de que se consensúe un programa de reformas a las que los populares están muy proclives. Desde Ciudadanos aseguran que en ese punto nada ha cambiado y que su opinión sobre Rajoy sigue siendo válida, pero en otro plazo.

Rivera afronta las negociaciones bajo fuertes presiones para que facilite la continuidad de Rajoy y evite una repetición electoral. Los fundadores del partido se han opuesto al veto al candidato del PP y varias voces de su Ejecutiva se han expresado en ese sentido. Las declaraciones de los portavoces de Ciudadanos sobre Rajoy han perdido contundencia.

Del “no vamos a apoyar ningún Gobierno de Rajoy” que pronunció Rivera el 27 de junio, se pasó ayer a la apuesta por que Ciudadanos haga una “oposición responsable”. De proponer una mesa a tres —con el PP, el PSOE y Ciudadanos—, a aceptar una cita bilateral. Y de afirmar que Rajoy no puede liderar una nueva etapa, a pedirle que protagonice una votación de investidura este mismo mes. Si llega ese momento, Rivera tendrá que despejar la incógnita que le persigue desde el 26-J: ¿Su idea de “oposición responsable” es la que ha permitido que el PP gobierne en Madrid, La Rioja, Murcia y Castilla y León gracias al voto afirmativo o la abstención de Ciudadanos? “Estaríamos en la oposición con un no”, contestó ayer José Manuel Villegas, vicesecretario general. “Solo vemos un acuerdo de gobierno con renovación de políticas y de equipos”, subrayó.

Prioridad al PSOE

Rajoy por su parte mantendrá otra reunión el martes con Pablo Iglesias, también en el Congreso (17.00). Como es conocida la oposición del secretario general de Podemos a la continuidad del PP en el Gobierno, esa cita es secundaria para el candidato, pero barniza su perfil ahora a favor del diálogo.

El primer objetivo de Rajoy es Pedro Sánchez, con el que aún no ha programado su reunión. Si al voto afirmativo de los 137 diputados populares se uniera la abstención de los 85 socialistas, habría un gobierno en minoría, recuerdan en el PP. Los dirigentes populares consideran “muy importante” el comité federal que el PSOE celebrará este sábado, aunque es previsible que mantenga por ahora su voto negativo al líder del PP y también que le pedirán a los populares que recaben antes el apoyo de los 32 diputados de Ciudadanos.

El calendario que maneja el líder del Partido Popular

El martes 19 de julio es la constitución de las Cortes. Ese día se pondría en marcha la ronda de entrevistas del rey Felipe Vi con los distintos líderes de los partidos políticos. Mariano Rajoy deberá mostrar entonces su intención de someterse a la votación de investidura.

El martes 26 de julio se inicia el debate de investidura: el candidato se dirige a los diputados para pedirles el voto. Se vota al día siguiente, y si no logra mayoría absoluta (176 votos favorables) se vuelve a votar el viernes 29. Si hay mayoría relativa —más votos a favor que votos en contra— el 30 toma posesión como presidente del gobierno.

En agosto se aprueba el techo de gasto en las Cortes y en Consejo de Política Fiscal y Financiera; y el 23 de septiembre el proyecto de Presupuestos en Consejo de Ministros.