Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey destaca a las empresas que colaboran en la tarea de “hacer un país mejor”

Felipe VI retoma su presencia en Navarra en el Congreso Internacional de Arquitectura

El Rey durante su intervención, este miércoles.

En un momento en el que la falta de diálogo no despeja la incertidumbre en el plano político, el Rey ha aprovechado el IV Congreso Internacional de Arquitectura de Pamplona para introducir una apelación al acuerdo y a la confrontación de ideas para el beneficio común. El lema del congreso, Arquitectura: Cambio Climático, no podía ser más oportuno en un momento de congestión política. Con la arquitectura como referencia, pero con el fondo político que deja el 26-J como contraste metafórico, el Rey ha hablado este miércoles de “la renovación y adaptación a las demandas sociales y ambientales”, que es compartida por buena parte de las empresas “que intervienen en la construcción de nuestros edificios y ciudades”.

Felipe VI ha destacado el papel de las “empresas que colaboran con las instituciones en la tarea de hacer un país mejor, que saben reconciliar la continuidad con lo existente, y la protección del patrimonio y el paisaje con la firme voluntad de innovar” en “técnicas” y “prácticas” para “poner la edificación al servicio de la comunidad”. “Empresas e instituciones, en suma, que dialogan entre sí y con las diferentes profesiones que configuran el entorno para mejorar la vida de las personas”.

Al inicio de su intervención, el Rey ha transmitido al pueblo turco la solidaridad del pueblo español por la matanza producida en el aeropuerto de Estambul. “El terrorismo solo ofrece desprecio y repugnancia”, ha subrayado. Felipe VI ha sido precedido por el presidente de la Fundación Arquitectura y Sociedad, Carlos Solchaga, y el impulsor de esta organización, el arquitecto Francisco Mangado. Mangado ha reivindicado la presencia de los Reyes en Navarra, un asunto no falto de polémica: “Estamos en Navarra, esperamos que se conviertan en embajadores de nuestros arquitectos”.

Este viaje, más allá de la agenda, implica un reposicionamiento del Rey en Navarra, donde el Gobierno de Uxue Barkos rompió el vínculo de la Corona con los premios Príncipe de Viana, en cuya ceremonia de entrega había estado presente desde 1993, en virtud del acuerdo programático firmado por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezquerra. En su parlamento, el Rey ha aludido a los Premios Príncipe de Viana y a la importancia de su presencia en Pamplona: "Nos alegra volver a estar con vosotros, volver a esta querida tierra navarra y a Pamplona. Gracias por la oportunidad de participar en esta inauguración de vuestro cuatro congreso".

Barkos, que ha esperado a los Reyes en la plaza del Baluarte, a las puertas del Palacio de Congresos donde se celebra la cita arquitectónica, también ha tenido palabras de condena al atentado de Turquía, pero en su discurso, centrado en la arquitectura y las medidas que impulsa el Gobierno foral para el cambio climático, apenas ha habido una breve referencia a los Reyes y no les ha dado la bienvenida.Pese a la cordialidad y la corrección, las relaciones del Gobierno foral y La Zarzuela no pasan por su mejor momento.

Al finalizar el acto, un gupo de vecinos ha reclamado a la presidenta mayor presencia de los Reyes en Navarra. "Queremos que vengan", han reivindicado a gritos. Ante esta situación, Barkos ha retrocedido del cortejo y se ha separado del Rey, que ha seguido saludando a la gente que se había agolpado en la plaza del Baluarte. Los Reyes han partido sin despedirse de la presidenta del Gobierno foral.

El IV Congreso Internacional de Arquitectura, organizado por la Fundación Arquitectura y Sociedad, reflexiona sobre la necesidad de cambiar las prácticas de la arquitectura para mejorar el entorno y la vida de las personas, así como la importancia de la arquitectura y el urbanismo para enfrentarse a los desafíos del cambio climático.

Los Reyes han viajado a Pamplona también para visitar las instalaciones de Volkswagen en Navarra. Es su primera salida tras las elecciones, en una semana en la que también viajarán a Girona para entregar los Premios Princesa de Girona y participarán en la jornada de intercambios de experiencias entre jóvenes emprendedores.

Por la tarde, han visitado la fábrica de Volkswagen Navarra con motivo de su 50º aniversario. En un paseo por las instalaciones, don Felipe y doña Letizia han conocido el proceso productivo de la planta, así como el centro de formación Volkswagen Academy Navarra, que imparte enseñanzas del sector de la automoción en la modalidad de FP Dual.

La factoría de Navarra fabricará a partir de 2018 un segundo modelo que se sumará al Polo, que ha producido desde su inicio, y que supondrá una inversión de unos 800 millones de euros y permitirá la creación de entre 400 y 500 puestos de trabajo.

Desde su apertura, la planta del polígono Landaben ha fabricado más de siete millones de unidades de cuatro generaciones del modelo Polo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información