Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pablo Iglesias intenta frenar las críticas internas por el resultado: “Hay que calmarse”

"No es serio que uno intente arrimar el ascua a su sardina a toro pasado", afirma el líder de Podemos

El líder de Podemos, Pablo Iglesias. Ampliar foto
El líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Pablo Iglesias llamó este martes al orden interno y rechazó que dirigentes o sectores de su partido formulen críticas a la estrategia o a la coalición con IU. El líder de Podemos tiene, desde el domingo por la noche, una prioridad. Quiere evitar que su formación se convierta en un campo de batalla como consecuencia de la gran decepción en las urnas. Esa posibilidad, en su opinión, solo beneficiaría a sus adversarios políticos y acabaría desgastando el proyecto de Podemos.

“Hay que calmarse”, reclamó. Iglesias pidió a su partido que no se precipite en los análisis. Hubo, especialmente en el sector más próximo a Íñigo Errejón, quienes dudaron de la eficacia de la alianza con IU. Entre los más afines a Iglesias, en cambio, se abrió paso la decepción por el diseño de la campaña electoral, responsabilidad del propio Errejón. El cofundador de la formación Juan Carlos Monedero, sin medias tintas, criticó abiertamente la estrategia de las últimas semanas y dijo que Podemos pecó de “infantilismo”.

“Prudencia, mesura, templanza”. Iglesias ordenó calma y, en la medida de lo posible, silencio. “Los resultados son los que son. Tenemos que asumirlos como vienen. Seguramente no haya una sola causa”, señaló. “Las cosas no hay que analizarlas en caliente”, agregó en La Sexta. “Hay que calmarse, hay que pensar con calma”, insistió antes de defender tanto la coalición con IU como el trabajo de Errejón, pese a las discrepancias que ambos mantuvieron, sin mucho disimulo, desde el pasado mes de marzo. “Yo estoy muy satisfecho de cómo nos hemos organizado en los últimos meses, con Unidos Podemos, con la campaña. Creo que hemos hecho las cosas como tenían que hacerse”, zanjó.

La dirección de Podemos ha encargado un estudio demoscópico, que comenzó hoy, para determinar las causas del resultado del 16-J. La coalición tuvo 71 diputados, los mismos que ambas fuerzas consiguieron por separado el 20-D. Pese a las críticas de los errejonistas, Iglesias defiende el pacto alcanzado con Alberto Garzón. “Creo que actuamos correctamente con IU, con Compromís, con ICV y con Anova. A lo mejor, si no lo hubiéramos hecho el resultado sería peor”, recalcó.

Reproches internos

Iglesias reprochó abiertamente las críticas de Monedero y las que proceden de los sectores afines a Errejón: “No es serio que uno intente arrimar el ascua a su sardina a toro pasado”. “Si alguien pensaba que la alianza con IU no iba a funcionar”, añadió, “eso hay que decirlo cuando hay que decirlo”.

En realidad, esa oposición siempre existió. El propio Errejón se resistió antes del 20 de diciembre y se mostró receloso hasta el último momento. No obstante, la proximidad de las elecciones evitó una guerra interna. ¿Hacia dónde camina en estos momentos Podemos? Iglesias confirmó que “más temprano que tarde” se celebrará una nueva asamblea ciudadana o congreso del partido. Será a medio plazo, una vez se forme Gobierno y el partido se instale en la oposición. En ese contexto, reconoció, “habrá que pensar todas estas cosas”. Es decir, tomar decisiones sobre el proyecto, el liderazgo y la continuidad del pacto con IU.

Más información