Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un sector de Ciudadanos propone renunciar a los vetos

La mayoría de la dirección es contraria a favorecer la continuidad de Rajoy

Albert Rivera se reafirmó el lunes en la decisión de no apoyar la investidura de Mariano Rajoy y fue secundado por la amplia mayoría de la dirección de Ciudadanos. Sin embargo, una minoría "solitaria" de sus consejeros reflexiona sobre la necesidad de que el partido sea pragmático y no vete al candidato del PP si este asume sus reformas y el PSOE no impide su investidura. Ciudadanos reiteró su oferta de negociar a tres con los dos partidos tradicionales.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. Ampliar foto
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

"No vamos a apoyar ningún Gobierno de Mariano Rajoy", resumió el lunes Rivera, que, además, especificó que su partido no firmará un pacto que incluya a formaciones independentistas y recordó que es el PSOE quien tiene la llave de la gobernabilidad. "Nuestra posición no ha cambiado", confirmó José Manuel Villegas, vicesecretario general, reflejando que los pesos pesados del partido apoyan la opinión del líder. Sin embargo, hay un debate abierto.

"El PP ha sacado más de 50 diputados al segundo partido, 66 al tercero y más de 100 a nosotros. El resultado es el que es y la política se hace con realidades, no con deseos", opinó Javier Nart, eurodiputado de Ciudadanos y miembro de su ejecutiva, que plantea una abstención en favor de Rajoy, posición con la que coincidieron otros miembros de la dirección consultados por EL PAÍS. "El PP tiene que entender que tiene que llegar a consensos en temas esenciales, porque estamos ante una solución estratégica para España", añadió, manteniendo un tono muy crítico con la trayectoria del candidato del PP. "Mi deseo es que Rajoy haga un gesto de generosidad y, tras dos victorias, piense que es más importante España que su persona, pero si sigue entendiendo que él tiene ese derecho, y técnicamente lo tiene, yo tendré que tragarme un gigantesco sapo", siguió. "Es evidente que este país necesita un Gobierno y es evidente que Rajoy ha ganado. Con mi más absoluto rechazo, hay que facilitarlo", añadió Nart, que el lunes no asistió a la reunión de la ejecutiva.

Unidad interna

Destacados miembros de la dirección de Ciudadanos consultados por este diario consideraron lógicas esas opiniones en el contexto de una ejecutiva plural y recordaron que la posición final del partido será votada y consensuada si en algún momento se abren negociaciones y estas avanzan. No hay fisuras entre los dirigentes con más peso. La distancia que les separa de Rajoy, argumentan, no son solo políticas y programáticas —"que también"—, sino de valores. "No es la persona adecuada para liderar una nueva etapa de regeneración y lucha contra la corrupción", explicaron.

El partido prepara, además, un informe para explicar por qué ha perdido ocho diputados y casi 400.000 votos con respecto al 20-D.

Cita en Bruselas con siete primeros ministros

Albert Rivera se reúne este martes en Bruselas con los primeros ministros de Bélgica, Holanda, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Luxemburgo y Eslovenia para tratar la posición sobre el Brexit de los partidos integrados en el grupo ALDE (liberales y demócratas). El miércoles, el Consejo Europeo debate la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

"El Brexit es un paso atrás en la construcción europea, pero tenemos que seguir construyendo los Estados Unidos de Europa", argumentó Rivera. "Vamos a defender que se agilice el proceso [de salida del Reino Unido, que podría durar dos años], y que no se espere a un nuevo primer ministro [tras dimitir David Cameron]". 

Más información