Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En Marea promete “autocrítica” tras perder más de 65.000 votos

Podemos admite que las mareas municipales "no se sintieron cómodas" en el proceso de creación de la alianza

Xosé Manuel Beiras, con otros miembros de En Marea, durante la noche electoral.
Xosé Manuel Beiras, con otros miembros de En Marea, durante la noche electoral.

Con más de 65.000 apoyos, un diputado y un senador perdidos en las votaciones del 26-J, la coalición En Marea, en la que se integran Podemos, Esquerda Unida y los nacionalistas de Anova, afronta un panorama complicado de cara a las elecciones autonómicas de otoño. La formación, que aspiraba a afianzar su sorpasso del 20-D al PSOE pero ha caído a la tercera posición, promete para el futuro "autocrítica" y "reflexión" sobre las causas del fracaso, aunque en principio lo achaca sobre todo al Brexit y a la "campaña del miedo" de los "poderosos".

Representantes de la formación han comparecido este lunes en Santiago para valorar los resultados electorales, aunque han precisado que tienen pendiente un análisis en profundidad de los datos. El avance de la autocrítica prometida ha llegado del diputado electo Antón Gómez-Reino, miembro de Podemos Galicia, quien, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha reconocido que el proceso de confluencia, en el que se descartó crear un partido instrumental y no se celebraron primarias para elegir a los candidatos, disgustó a ciertas mareas municipales como Marea Atlántica, esos movimientos integrados por activistas y políticos que dieron la sorpresa en los comicios locales de 2015 arrebatándole al PP ciudades como A Coruña, Santiago y Ferrol. Gómez-Reino ha reconocido que esos "espacios no se sintieron cómodos" y ha abogado por intentar "sumarlos" y "volver a interpelar a más gente" de cara a las elecciones gallegas.

Desde Marea Atlántica, el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, ha atribuido sin ambages el mal resultado de la coalición al "ruido interno". A juicio de Ferreiro, la formación ha estado "demasiado preocupada por lo que pasaba dentro y no por lo que pasaba fuera" y no ha transmitido sus propuestas para Galicia, un error que se debe "corregir". El 26-J, ha subrayado el regidor coruñés, ha sido un "toque de atención" del electorado.

Yolanda Díaz, líder de EU y diputada electa por En Marea, ha defendido que pese a los resultados "no esperados", el 26-J ha traído a Galicia una "consolidación del espacio de cambio representado por las mareas", mientras que Alexandra Fernández, integrante de Anova, el partido de Xosé Manuel Beiras, que también ha mantenido su acta por Pontevedra, considera que en esta cita electoral hubo "voto nacionalista que quedó en el aire". "Faltó capacidad de seducción", ha afirmado Ángela Rodríguez, que ha logrado un puesto en el Congreso también por la circunscripción pontevedresa. Tras esfumarse el sorpasso, los representantes de En Marea se proponen "salir a ganar" en las autonómicas "con la mano tendida" al PSOE.

Más información