Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

4.570 visados para niños saharauis pese al ‘caso Maloma’

Aprobado el plan de vacaciones para los menores refugiados pese al secuestro de una joven

Los padres adotivos y la pareja de Malena reivindicando su liberación.
Los padres adotivos y la pareja de Malena reivindicando su liberación.

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el programa Vacaciones en Paz 2016, por el que 4.570 niños saharauis, que viven en los campos de refugiados de Tinduf, pasarán dos meses en España durante el próximo verano. El acuerdo incluye la concesión de visados temporales para los menores y los 205 monitores que les acompañan.

Exteriores se planteó la suspensión de este programa, que se desarrolla desde mediados de los noventa, en protesta por el caso de Maloma Morales, la joven de origen saharaui nacionalizada española secuestrada desde hace seis meses en los campamentos de Tinduf. Maloma, que vino a España con uno de estos programas de vacaciones y acabó adoptada por una pareja de Mairena del Aljarafe (Sevilla), fue retenida por su familia biológica cuando regresó al Sahara en diciembre. Exteriores ha hecho múltiples gestiones, hasta ahora sin éxito, para que la joven, ya mayor de edad, comparezca en la oficina de la ONU en Tinduf y manifieste libremente sus deseos. Aunque las autoridades saharauis se han comprometido a respetar la voluntad de Maloma, esta no ha podido expresarse hasta ahora. La muerte del presidente saharaui Mohamed Abdelaziz, el 31 de mayo, ha impuesto además un compás de espera hasta que haya un nuevo líder, algo previsto para julio.

La suspensión del programa Vacaciones en Paz 2016, gestionado por las asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui y la representación del Frente Polisario en España, se descartó porque “solo perjudicaría a los niños saharauis y a las familias españolas que los acogen”, según fuentes diplomáticas. Más de la cuarta parte de los menores saharauis que vendrán a España se alojarán en Andalucía (1.230), mientras que un 10% los hará en Cataluña (450) y el resto se repartirá entre las demás comunidades autónomas.

Más información