Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Cómo se imaginan los invidentes a los candidatos del 26-J?

La ONCE reclama que las páginas webs de los partidos sean más accesibles para poder informarse como cualquier otra persona ante las elecciones generales

Carlos Fernández, de 28 años.

"Para las personas que no vemos bien es muy importante el tono de voz de los políticos o cómo se expresan para conocer su personalidad", manifiesta Francisco Monzón, de 43 años, portavoz de la ONCE. Él y unos 67.800 invidentes están llamados a votar el próximo 26 de junio. En un momento en el que la comunicación no verbal es una parte fundamental de las consignas políticas, estas personas reciben los mensajes asépticos, solo influidos por la forma de discurrir de los líderes de los partidos y los comentarios de su entorno. "La construcción de un personaje político es una construcción social y no se compone solo de lo que uno ve, sino de lo que comparte con el resto", afirma Luis Arroyo, experto en comunicación política. Además de informarse en los medios tradicionales, la tecnología ha hecho que las personas con visión reducida puedan recurrir a las webs de las formaciones para conocer sus programas. Una posibilidad que queda reducida en algunas ocasiones, pues la ONCE demanda que estas páginas no siempre cumplen los requisitos de accesibilidad exigidos.

Herminia Álvaro, de 90 años, es invidente desde los 32. Ha votado en todas las elecciones en las que ha podido y confiesa que suele escuchar la radio y la televisión para estar al tanto de la información política. "Me da la sensación de que voy a votar lo mismo el 26 de junio que el 20 de diciembre, aunque hay otra persona que también me atrae", revela. En su caso, los avances tecnológicos le cogieron ya mayor, pero Internet es una herramienta trascendental para los ciegos. "La tecnología es básica porque reduce la brecha con el resto de la gente. Si no tenemos acceso a estas herramientas, la brecha es mucho más grande", explica Guillermo Hermida, director del Centro de Investigación, Desarrollo y Aplicación Tiflotécnica de la ONCE.

Los invidentes quedan fuera de la propaganda electoral difundida a través de pancartas, panfletos o publicidad postal, y encuentran en las páginas webs una alternativa. Una alternativa que queda reducida si los medios de comunicación o los partidos políticos no siguen a rajatabla las condiciones de accesibilidad. "No todas son lo accesibles que debieran, incluso las de los grandes partidos. A veces hacemos recomendaciones que caen en saco roto". Hermida no quiere revelar qué partidos incumplen los requisitos, pero explica que los problemas radican en fotografías mal etiquetadas o enlaces a documentos pdf (como los que contienen los programas electorales) mal nombrados, entre otros aspectos.

Pilar Pérez, de 71 años.
Pilar Pérez, de 71 años.

Carlos Fernández, de 28 años, sí recurre a Internet para informarse en los medios online. Él perdió la visión total hace cuatro años y aún está aprendiendo herramientas para acceder a los canales de comunicación. En la ONCE son conscientes de la importancia de las nuevas tecnologías para que los ciegos sean ciudadanos no solo de pleno derecho, sino también de hecho. Por eso implementan programas educativos que enseñan a los invidentes cómo utilizar los dispositivos tecnológicos y a navegar por la Red. Además organizan charlas en las que se debate sobre diversos temas, como la política. A estas reuniones asiste, entre otros, Pilar Pérez, de 71 años. "Me gusta estar muy informada porque también voto siempre", cuenta. Suele escuchar la radio como su compañera Herminia.

La brecha tecnológica es una cuestión que se repite en los invidentes igual que en las personas que no son ciegas. Monzón, por ejemplo, ya ha dado el salto: "Me suelo informar de los asuntos políticos en las redes sociales". También acudirá a las urnas el próximo 26 de junio y ya sabe qué papeleta introducirá en la urna. "Tú tomas las decisiones en base a la información que tienes, cuanto más información tengas, mejor formada estará tu decisión", sentencia Hermida.

Voto accesible

Los invidentes pueden solicitar el sistema de voto accesible en las elecciones autonómicas y generales, pero no en las locales. Ha de pedirse con antelación y se recibe en el colegio electoral correspondiente. Una posibilidad disponible desde 2008. Las papeletas de los partidos están distribuidas en sobres nombrados en braille y el elector puede votar de forma autónoma y completamente secreta, circunstancia que no ocurre en las municipales porque la ingente cantidad de listas que se presentan hace que sea más complicado confeccionar los paquetes. 

El pasado 20 de diciembre solicitaron el voto accesible 936 personas, entorno al 1,5% del total de invidentes mayores de edad, según la ONCE. Una de las trabajadoras de la organización explica que este bajo porcentaje puede obedecer a que los discapacitados visuales no quieren sentirse diferentes al resto. En cualquier caso, desde la organización solicitan otro sistema de voto, como aplicar un código QR que identifique a la persona y le permita imprimir la papeleta en su propia casa. "Supone un ahorro respecto al voto en braille y con la tecnología disposible actualmente es una posibilidad real", subraya Hermida.

Sistema del voto accesible al Congreso para invidentes.
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información