Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos expedienta al concejal condenado por conducir ebrio

El edil de Vélez-Málaga se niega a dimitir tras registrar el triple de la tasa de alcohol permitida

José Antonio Moreno.
José Antonio Moreno.

El Comité Ejecutivo de Ciudadanos ha acordado abrir un expediente disciplinario al único concejal que tiene en el Ayuntamiento de Vélez-Málaga (78.166 habitantes), José Antonio Moreno, condenado tras ser sorprendido conduciendo con una tasa de alcohol que triplicaba la legalmente establecida. El edil ha insistido desde el primer momento en que se trata de un asunto de ámbito privado y se ha negado a dimitir, pese a las peticiones de renuncia que le ha hecho la formación de Albert Rivera desde que se hizo público el incidente.

"Ciudadanos no contempla ningún tipo de comportamientos ni acciones que se alejen de la legalidad o los estatutos del partido", alega la formación en el comunicado en el que informa de la medida disciplinaria. El secretario de Organización, Francisco Hervías, pidió desde el primer momento a Moreno que renunciara a su acta. "En caso de no hacerlo, será expulsado, perdiendo su condición de afiliado y pasando a concejal no adscrito", advirtió hace unos días.

Moreno, en la oposición municipal, fue pillado por una patrulla de la Policía Local la madrugada del martes de la semana pasada en una calle del núcleo costero de Torre del Mar conduciendo con el triple de tasa de alcohol permitida. Al realizarle el test, el concejal arrojó una tasa de 0.90 miligramos de alcohol por litro de aire, frente a los 0,25 miligramos de máximo que fija la ley para la mayoría de los conductores. Una segunda prueba en la Jefatura de la Policía dio como resultado 0,88.

El edil fue condenado este miércoles a una multa total de 1.440 euros y a la retirada del carné de conducir durante ocho meses y dos días tras someterse a un juicio rápido en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Vélez-Málaga, que dictó sentencia por conformidad. Tras el fallo, Moreno insistió en que se trataba de un asunto privado y anunció que su intención era reunirse con los responsables del partido en la provincia para "tomar una decisión".

En concreto, Moreno fue penado por un delito de conducción bajo los efectos de bebidas alcohólicas (artículo 379.2 del Código Penal) a una multa de cuatro meses con una cuota diaria de 12 euros (1.440 euros en total), además de la prohibición de conducir vehículos a motor durante ocho meses y dos días.