Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un Ayuntamiento pide a las concejalas que no vayan en pantalones a un pleno

Fuentes del Consistorio niegan que sea "machista" y aseguran que se ha dado libertad a las ediles

Antonio Gutiérrez Limones y Verónica Pérez, la semana pasada en Sevilla.
Antonio Gutiérrez Limones y Verónica Pérez, la semana pasada en Sevilla. EFE

"Las señoras concejalas irán con ropa de vestir (no pantalones)". Esta es una de las normas de protocolo que el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) ha dictado ante el pleno extraordinario de este viernes para elegir nuevo alcalde tras la dimisión de Antonio Gutiérrez Limones (PSOE). El socialista presentó su renuncia la semana pasada y la relacionó con ir como número tres por Sevilla en la lista del PSOE para las elecciones generales del 26 de junio. En el pleno, ha sido nombrada nueva alcaldesa la socialista Ana Isabel Jiménez (quien sí ha llevado pantalones) con los únicos votos de su partido.

En el documento enviado a los ediles, el responsable de Protocolo y Relaciones Institucionales del Ayuntamiento, Miguel Rivera, señala en el segundo punto que "los señores concejales irán de traje y corbata y las señoras concejalas irán con ropa de vestir (no pantalones) en color discreto, portando todos la medalla corporativa". "La corporación municipal, consciente de la importancia que el ceremonial y protocolo tiene para su mejor imagen pública, con respecto a la tradición y a la Constitución vigente, cuidará el cumplimiento de las normas, estilo y ceremonias en la organización de sus actos oficiales", señala el responsable.

La medida ya ha sido criticado por Alcalá Puede (partido afín a Podemos). "No podemos permitir que un gobierno falsee la Constitución (no existe esta vinculación constitucional del estilo de vestir y la democracia, ya se vio en el Congreso) y mucho menos cuando estas falsedades implican presupuestos machistas como insinuar que las mujeres deben ir con ropa de vestir (no pantalones) y colores discretos", señala el partido en un comunicado, informa Efe. Fuentes municipales han descartado que se trate de una actitud "machista" por parte del Ayuntamiento y han asegurado que se ha dado libertad, a pesar del escrito, a que las ediles lleven pantalones al pleno.

Por su parte, la secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez, ha achacado la "barbaridad" que suponía esta recomendación al "error de un funcionario". "Las mujeres vestimos como nos da la gana en un país democrático y vamos con falda o pantalón sin que nadie nos lo imponga", ha asegurado.

Gutiérrez Limones anunció su dimisión el día 5 como alcalde tras 21 años en el cargo. La renuncia del regidor se produce en medio de una investigación sobre su implicación en un supuesto desvío de fondos públicos y la amenaza de una moción de censura promovida por Izquierda Unida, el Partido Andalucista y Alcalá Puede. Gutiérrez Limones ha negado que su dimisión responda a las dos cuestiones anteriores y la achaca a ir como número tres por Sevilla en la lista del PSOE para las elecciones generales del 26 de junio. Según el partido, con su marcha, el aún regidor cumple con la norma interna que impide compaginar ambos cargos, algo que sí ha hecho durante estos cuatro meses.