Podemos compara el pacto con IU con sus alianzas territoriales

El partido pregunta a sus bases hoy y mañana si aceptan una coalición con Garzón

Pablo Iglesias, en un encuentro con los círculos del partido en Cataluña, el pasado abril.
Pablo Iglesias, en un encuentro con los círculos del partido en Cataluña, el pasado abril.ALBERTO ESTÉVEZ (EFE)
Más información
Alberto Garzón será el número 5 en la lista por Madrid de Podemos e IU
Podemos e IU sellan una alianza para concurrir juntos a las elecciones
Los partidos no celebran primarias para la repetición electoral
El PSOE confía en conseguir apoyo de votantes contrarios a la coalición

Podemos compara en su consulta el pacto alcanzado con Izquierda Unida con sus alianzas territoriales en Cataluña, Comunidad Valenciana y Galicia. La formación de Pablo Iglesias pregunta este martes y miércoles a sus bases si aceptan una coalición electoral con el partido de Alberto Garzón para las elecciones del 26 de junio. En el referéndum interno, en el que se puede votar a través de la web de Podemos, pueden participar todos los inscritos antes del pasado 17 de abril. Es decir, 413.585 personas. De ese censo, aproximadamente la mitad está activo. En la última consulta sobre la posibilidad de apoyar un Gobierno del PSOE y Ciudadanos, participaron alrededor de 150.000 personas.

Podemos pregunta a sus simpatizantes: "¿Estás de acuerdo con que Podemos concurra en esta segunda vuelta de las elecciones que se celebrará el 26J en alianza electoral con Izquierda Unida, Equo y otras fuerzas que apuestan por un cambio real en este momento histórico y que repita en los mismos términos que el pasado 20D las confluencias En Comú Podem en Cataluña, En Marea En Galicia y Compromís-Podemos-És el Moment en Valencia?".

Así, el partido de Iglesias deja clara su apuesta por la fórmula jurídica pactada en esas comunidades. Entonces se trató de coalición electoral en lugar de partidos instrumentales como en el caso de las candidaturas municipalistas que gobiernan en las principales capitales desde mayo de 2015.

El artificio de la "segunda vuelta"

La formación emergente se refiere a las próximas generales como "segunda vuelta" de los comicios del 20 de diciembre y llaman a sus votantes a desempatar para superar la situación de bloqueo que se ha vivido en el Congreso de los Diputados en los últimos cuatro meses. Pero si de verdad se tratara de una segunda vuelta, solo concurrirían a las elecciones los dos partidos más votados en primera vuelta, es decir, el Partido Popular y el PSOE. Este argumento es, por otro lado, muy parecido al utilizado por la cúpula del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. Ayer mismo, el vicesecretario de Sectorial del PP, Javier Maroto, se refirió en los mismos términos, utilizando la expresión "segunda vuelta", al 26-J.

Ambas formaciones tienen interés estratégico en polarizar el voto y así perjudicar al PSOE, que se quedaría atrapado entre los votantes del PP y de la coalición Podemos-IU, que no tiene todavía un nombre oficial. A pesar de ello, hoy Iglesias ha asegurado que Pedro Sánchez, líder de los socialistas, no es para él un "adversario" sino un posible "aliado" de gobierno al que ofrece un Ejecutivo de coalición tras las próximas elecciones.

Sobre la firma

Francesco Manetto

Estudió Filosofía y Letras y en 2006 empezó a trabajar en EL PAÍS tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana. Actualmente trabaja en la redacción de Ciudad de México

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS