Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy azuza el miedo a Podemos, “un disolvente de todo lo bueno”

El PSOE denunciará al líder PP por grabar un vídeo preelectoral en La Moncloa

"Nosotros apostamos por la concordia, por la esperanza de la España moderada, mientras que una alternativa extremista se asoma como un disolvente de todo lo bueno que tenemos, nuestra unidad, nuestra democracia constitucional y nuestro progreso económico”, afirma Mariano Rajoy en el vídeo de precampaña que el PP ha difundido este lunes. El partido azuza el miedo a Podemos y a una alianza de la “izquierda radical” esta campaña, en la que según explicó ayer su portavoz, Pablo Casado, los populares se presentan como el partido “serio, previsible” frente a la “macedonia” de partidos “del cambio”.

“Nuestro país se encuentra ante una nueva encrucijada: la oportunidad de afianzar la recuperación, potenciar nuestro crecimiento y consolidar la creación de empleo, o bien deslizarnos por el camino de la incertidumbre, la inestabilidad y la inseguridad”, insistió Rajoy en su vídeo, que provocó polémica porque el candidato popular lo grabó en la sede del Gobierno, el palacio de La Moncloa. El PSOE ha anunciado que denunciará al líder del PP ante la Junta Electoral Central por usar medios públicos con fines electoralistas. La ley electoral establece que los poderes públicos que convocan un proceso electoral no pueden “influir en la orientación del voto” y que desde la convocatoria hasta la celebración de los comicios “queda prohibido cualquier acto organizado o financiado, directa o indirectamente, por los poderes públicos que contenga alusiones a los logros obtenidos o que utilice imágenes o expresiones coincidentes o similares a las utilizadas en sus propias campañas por alguna de las entidades políticas concurrentes a las elecciones”.

Preguntado por la grabación, Casado aseguró que Rajoy ha mantenido un “escrupuloso respeto a sus dos facetas, como presidente del Ejecutivo y del partido” mientras que otras formaciones habían hecho “polítca partidista a costa de las instituciones”, en referencia al enfrentamiento de los partidos con el Gobierno en funciones por negarse a someterse al control parlamentario.

“El único voto útil para que no gobierne Podemos es el PP. El populismo genera frustración y cuando se habla de asaltar los cielos se acaba asaltando el cajero automatico”, insistió Casado tras el comité de dirección del partido. Los populares preparan un acto para denunciar “las malas políticas” en las comunidades y ayuntamientos donde gobiernan las fuerzas “del cambio”.

El programa del PP será prácticamente idéntico al del pasado diciembre —salvo las incorporaciones hechas la pasada campaña y en las últimas convenciones del partido, como la propuesta de que la jornada laboral termine con carácter general a las seis de la tarde o que toda España asuma el horario de Canarias—; Tampoco las listas sufrirán grandes cambios y al lema de precampaña de hace unos meses —España en serio— solo se le ha añadido un “Ahora más que nunca”. Pero con esos mimbres tan parecidos el PP confía en recuperar parte de los 3,6 millones de votos que se dejaron en las urnas el pasado 20-D azuzando el miedo a Podemos y explotando las negociaciones fallidas de estos meses. “Los españoles les han tomado la matrícula, han visto cómo se retrataban otras fuerzas políticas en estos cuatro meses. Hemos visto quién iba de farol y quién buscaba alianzas donde no debía de buscarlas”, concluyó Casado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >