_
_
_
_

Podemos e IU no logran cerrar todavía un acuerdo por el escollo de las listas

Las dos formaciones no cumplen el primer plazo que se habían dado pero siguen negociando

Elsa García de Blas
El candidato de IU, Alberto Garzón, a su llegada al Consejo Político del partido.
El candidato de IU, Alberto Garzón, a su llegada al Consejo Político del partido.ULY MARTÍN

Podemos e Izquierda Unida no han logrado todavía un acuerdo para concurrir juntos en una coalición electoral en las elecciones del próximo 26 de junio, según ha confirmado este sábado el candidato de IU, Alberto Garzón, que ha pedido a Podemos "responsabilidad y generosidad". Las dos formaciones se habían dado un primer plazo para llegar a un pacto que concluía este sábado, para que pudiera aprobarse en el Consejo Político de IU que se celebra hoy. La negociación ha encallado en la confección de las listas, en las que IU reclama a Podemos un sexto de los diputados que podrían lograr. No obstante, ambos partidos seguirán negociando con el plazo límite del 13 de mayo, último día para registrar una coalición ante la Junta Electoral.

"Desgraciadamente, en el día de hoy no hemos podido traer un preacuerdo con Podemos porque las negociaciones van avanzadas pero todavía tienen elementos, escollos, que deben ser superados. Estamos convencidos de que hay que conseguir un buen acuerdo y no estamos dispuestos a traer un mal acuerdo a debate ni algo que no esté nítido o preciso", ha explicado el candidato de IU. Garzón ha llamado en todo caso a la "calma" porque los obstáculo sobrevenidos "forman parte de la normalidad de las negociaciones, no hay que preocuparse". "Seguimos pensando en la necesidad absoluta de que haya un acuerdo entre Podemos IU y el resto de fuerzas", ha subrayado.

El candidato de IU ha explicado a la entrada del Consejo Político que su formación reclama un sexto de los escaños que estuviera en condiciones de lograr la eventual coalición. Garzón ha defendido que IU aporta un cuarto de los votos, por lo que la proporción es muy generosa. El dirigente ha eludido detallar cuál es la oferta de Podemos, pero dado que el escollo está en las listas es evidente que está ofreciendo menos de esa proporción. Podemos obtuvo el pasado 20 de diciembre 3.182.082 votos, exceptuando sus alianzas territoriales, mientras IU logró 923.133 sufragios.

IU pide, por tanto, en torno a una decena de escaños, sin contar con los incluidos en las coaliciones de Galicia, Cataluña y la que esperan formar en la Comunidad Valenciana, que se negocian a parte. La federación de izquierdas hace un cálculo de 58 diputados en total que podría obtener la coalición Podemos- IU, en base a una proyección de escaños en función de la suma de votos de ambos partidos en las generales del pasado 20 de diciembre. Para IU, el sexto de escaños es una condición "irrenunciable" para el acuerdo, ya que lo considera una propuesta muy generosa que ni siquiera contempla la subida de la federación de izquierdas en intención de voto, según reflejan las encuestas. No obstante, la cifra de una decena de diputados es modulable en función de la probabilidades de salir de los puestos.

El secretario de Organización de IU, Adolfo Barrena, ha expuesto ante el órgano de dirección que sí hay una serie de cuestiones cerradas, que son la fórmula legal de la coalición electoral para el pacto y que se trata de una alianza estatal entre ambas formaciones, abierta además a otros partidos que quieran sumarse. También está "taxativamente" acordado el reconocimiento de las diferentes fuerzas políticas, que "se respetan", mantienen sus "identidades diferentes", "liderazgos diferentes" y planteamientos programáticos diferentes, "con la necesidad de que esas diferencias se visibilicen durante el proceso electoral" y después. IU pide "visibilidad" y "autonomía" de sus diputados en el grupo parlamentario que se configure de la coalición.

"O hay acuerdo global o es imposible, por eso la negociación no está cerrada", ha asegurado el secretario de Organización. El dirigente ha admitido que aunque el plazo legal finalice el día 13 de mayo el acuerdo debe estar listo antes, para que sea validado por los órganos de dirección de IU o incluso por las bases. Garzón ha preparado también a los suyos para la posibilidad de que fracase la negociación. "Siempre estamos preparados para cualquier escenario. No contemplamos un fracaso de las negociaciones, pero hemos de insistir en que nuestra organización tiene que estar preparada ante cualquier escenario".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El candidato de IU, Alberto Garzón, reconoció ya el viernes por la mañana que “escollos” y “obstáculos” sobrevenidos estaban retrasando el acuerdo, y que estos se referían sobre todo a la distribución de los candidatos en las listas conjuntas. El dirigente de la federación de izquierdas admitió también que el plazo de una semana fijado el viernes pasado para llegar a un pacto se había adoptado “cuando se preveía que era menos complicado”. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, sugirió desde Bilbao que no había nada en firme. "Es fundamental que todos seamos capaces de ser generosos. Aunque sea enormemente difícil, aunque no esté asegurado que lo vayamos a conseguir, por nuestra parte lo vamos a intentar hasta el final", dijo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Elsa García de Blas
Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_