Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos y Podemos tratan de desbloquear el pacto sobre gasto electoral

Los dos partidos están dispuesto a flexibilizar sus posturas sobre el límite de gasto, pero se mantienen las diferencias de fondo con PP y PSOE

De izquierda a derecha, Pachi Yangüas (UPN) Joan Tardá (ERC); José Manuel Villegas (Ciudadanos); Óscar López e Isabel Rodríguez (PSOE); Joan Baldoví (Compromís); Francesc Homs, de Dill; Joseba Aurrekoetxea y Aitor Esteban (PNV); Juan Carlos Vera y Fernando Fernández Maíllo (PP); Carlos Salvador e Íñigo Jesús Alli (UPN); Segundo González (Podemos); y Sol Sánchez, de IU Ampliar foto
De izquierda a derecha, Pachi Yangüas (UPN) Joan Tardá (ERC); José Manuel Villegas (Ciudadanos); Óscar López e Isabel Rodríguez (PSOE); Joan Baldoví (Compromís); Francesc Homs, de Dill; Joseba Aurrekoetxea y Aitor Esteban (PNV); Juan Carlos Vera y Fernando Fernández Maíllo (PP); Carlos Salvador e Íñigo Jesús Alli (UPN); Segundo González (Podemos); y Sol Sánchez, de IU

Podemos y Ciudadanos están dispuestos a flexibilizar sus propuestas para desbloquear las negociaciones entre partidos para rebajar los más de 130 millones de euros que provocará la repetición electoral del 26-J. Ante la oposición del PP a cambiar cualquier aspecto del sistema de envío por correo de las papeletas, estos dos partidos consideran muy difícil que se acepte su propuesta de un mailing conjunto. Al tiempo, tanto Podemos como Ciudadanos están dispuestos a recalcular el porcentaje de reducción que proponen para establecer un nuevo límite de gasto para todos los partidos.

La operación sigue dificultada por el gran problema de fondo: el PP y el PSOE creen que el recorte debe ser sobre el presupuesto con el que acudió cada partido a las últimas generales; y Podemos y Ciudadanos argumentan que la rebaja debe ser del límite de gasto general. “Estamos dispuestos a rebajar más o menos el límite de gasto, siempre y cuando sea un límite igual para todos”, explicó José Manuel Villegas, de Ciudadanos.

El PP se gastó 12 millones en la campaña del 20-D, por los 9 del PSOE, los 4 de Ciudadanos y los pocos más de 2 de Podemos. La propuesta original del partido de Albert Rivera ofrecía fijar un techo de gasto máximo de casi siete millones, lo suficientemete bajo como para obligar a recortar sus presupuestos a los dos partidos tradicionales y lo suficientemente alto como para que los emergentes pudieran repetir los suyos. Eso provocó críticas de otras formaciones. Ciudadanos estaría dispuesto ahora a fijar un techo de gasto incluso por debajo de lo que se gastó en la última campaña.

La posición de Podemos

“Nosotros estaríamos dispuestos a ceder también en porcentaje, siempre y cuando suponga un ahorro razonable”, mantuvo Segundo González, responsable de finanzas del partido. Podemos propuso un techo de tres millones de euros, lo que supondría una reducción de alrededor del 75% frente al límite actual, situado por encima de los 12 (esa cifra se establece multiplicando por 0,37 euros la población de todas las circunscripciones en las que los partidos presenten listas). Eso es inaceptable para los dos partidos tradicionales. Ahora, Podemos podría asumir una revisión al alza de su oferta. “Lo que proponen PP y PSOE apenas ahorra”, agregó González.

Esas dos fuerzas no están dispuestas por el momento a variar su propuesta de recortar un 30% los presupuestos con los que cada partido compitió el 20-D.