Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres policías, heridos al intentar detener a un portero de discoteca en Benidorm

Los agentes recibieron varios botellazos al arrestar al sospechoso

El sindicato policial ASP ha denunciado lo ocurrido en el Juzgado de lo Social de Alicante

La detención de un portero de discoteca de Benidorm (Alicante) terminó el pasado fin de semana con tres agentes de la policía nacional heridos, uno de ellos con una lesión de gravedad en la cabeza. Los agentes intentaron arrestar al empleado de seguridad tras una denuncia de un ciudadano y encontraron la resistencia tanto de los compañeros del portero como del público que les rodeaba, que comenzó a lanzarles botellas y vasos. La escena fue grabada y difundida por las redes sociales. El sindicato Alternativa Sindical Policial (ASP) ha denunciado la situación de los agentes ante el juzgado de lo social de Alicante y ha pedido a la Subdelegación del Gobierno un informe sobre lo que viene sucediendo en el Rincón de Loix en los últimos años. El barrio, al que también llaman zona guiri, está ubicado en la zona norte de la ciudad y en verano triplica su población.

Según se ve en las imágenes, los policías nacionales se vieron acorralados, agredidos e insultados por un grupo de ciudadanos, de tal forma que no pudieron detener al sospechoso, un portero. "Nos produce vergüenza ajena que unos funcionarios policiales tengan que abandonar un servicio ante la falta de apoyos de otras dotaciones o colaboración de otros cuerpos policiales. Todo, en una ciudad donde el número de efectivos ronda los 700 funcionarios entre policías locales y nacionales", protesta el colectivo. "Es evidente que algo falla en esa ciudad, y que la coordinación entre la Policía Nacional y Policía Local, pese a que sus responsables políticos quieran negarlo ante la opinión pública, debe ser objeto de una posible revisión de forma imperiosa", añade.

La Policía Nacional terminó deteniendo a dos porteros por agresión e incitar a golpear a tres agentes del cuerpo. A los arrestados se les imputan los delitos de atentado y lesiones.

Según el sindicato, aquel día solo había en la zona dos dotaciones del 091 disponibles y les enviaron a avenida Mallorca a la altura del local de ocio Hipodrome porque un ciudadano tenía problemas con un portero de discoteca. El sindicato asegura que tres de los cuatro agentes intervinientes resultaron heridos de gravedad, y, en algún caso, precisaron puntos de sutura. El colectivo recuerda que en esta zona del Rincón de Loix murió en 2011 una persona de origen magrebí a consecuencia de los puñetazos que recibió de un portero del mismo establecimiento de ocio.

"Son constantes los altercados con graves consecuencias como la del pasado año 2015 donde también murió un hombre apuñalado por un posible ajuste de cuentas. Las autoridades policiales de Benidorm, al parecer no son conscientes del peligro que entraña desarrollar el servicio policial en uno de los puntos de más alto riesgo del territorio nacional", añaden.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >