Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos e IU plantean campañas por separado y con distintos programas

Las dos formaciones afrontan la negociación con el planteamiento de un pacto inédito, con circuitos casi paralelos

Pablo Iglesias, de Podemos, dialoga con Aberto Garzón, de IU, en un pleno del Congreso de los Diputados.
Pablo Iglesias, de Podemos, dialoga con Aberto Garzón, de IU, en un pleno del Congreso de los Diputados.

La negociación entre Podemos e Izquierda Unida-Unidad Popular para concurrir en coalición a las elecciones marcará no solo la composición de las listas, lo que ya ha generado un clima de tensión dentro de la formación de Pablo Iglesias, sino también el tipo de campaña y mensajes. Las dos fuerzas aún no han empezado formalmente a debatir de la letra pequeña del acuerdo, pero se plantean una campaña con formato e incluso programas electorales diferenciados.

En Podemos existe un consenso generalizado, incluso en el sector más receloso con IU, encabezado por Íñigo Errejón, con respecto a una colaboración electoral el 26-J. Esa alianza puede traducirse en un pacto “instrumental” en el que las dos formaciones compartirían lo esencial: las listas, el nombre de la coalición y el fondo de su programa electoral. No obstante, el reconocimiento mutuo de las identidades puede determinar un pacto inédito, con circuitos casi paralelos. El diputado de IU Alberto Garzón, por ejemplo, aseguró ayer tras la audiencia con el Rey que “habrá siglas de IU durante toda la campaña y a lo largo de todo el país”.

El acuerdo no implicará tampoco una unidad programática. Sí habrá un “programa de mínimos”, como avanzó Garzón, pero cada organización mantendrá sus compromisos electorales. Podemos e IU tienen diferencias sobre la forma de Estado, la memoria histórica o la política energética. “Nuestro carácter republicano no aparece reflejado en Podemos”, reconoció Garzón, que remarcó la autonomía de voto de IU en el grupo parlamentario junto a Podemos. La federación de izquierdas preferiría un grupo propio, pero le ocurrirá como a las alianzas territoriales de Podemos, a las que se le negó por no haber competido con Iglesias. Este también defiende la necesidad de esta coalición, pero no quiere una identificación plena de Podemos con la historia y los símbolos de IU, como por ejemplo las bandera republicanas en los mítines.

Al igual que el programa y los actos, los debates electorales serán parte del acuerdo. Garzón, que no pudo participar antes del 20-D en ningún debate con los cabezas de lista, quiere evitar quedar relegado de nuevo, mientras Iglesias tratará de convertir ese formato en uno de los activos de la campaña. El diputado de IU afirmó también que evitará pelear por ser el número tres por Madrid, puesto que en diciembre ocupó Errejón. Aunque también esa hipótesis formará parte de la negociación de las listas.

En Marea se prepara para registrarse como partido

E. G. DE BLAS

En Marea, la coalición gallega que engloba a Podemos, Anova, Esquerda Unida y las mareas, pretende registrarse como partido para acudir a las probables próximas elecciones del 26 de junio, según reveló ayer Alexandra Fernández, portavoz de En Marea en la Cámara baja. El registro en el Ministerio del Interior se prepara por si consiguen llegar a un acuerdo para presentarse con esa fórmula, para la que Podemos alberga reticencias.

La portavoz de la alianza, de la formación nacionalista Anova, se mostró claramente partidaria de esta vía para tratar de asegurarse el grupo parlamentario propio en el próximo Parlamento, después de que la mesa se lo negara tras el 20-D. “Estamos apostando por mejorar los canales de participación de En Marea con la construcción de un partido instrumental”, señaló Fernández en conferencia de prensa. “Tenemos que ir dando pasos para conformar ese sujeto político propio gallego”, abundó, antes de reconocer que en la alianza “hay diferentes opiniones” sobre ello.

Más información