Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANÁLISIS

Pedro Sánchez, ¿héroe o villano?

Una encuesta dice que el PSOE es el partido que más se ha esforzado para conseguir un acuerdo de Gobierno y, al mismo tiempo, el responsable de un adelanto electoral

Pedro Sánchez, este jueves en el Congreso.
Pedro Sánchez, este jueves en el Congreso.

Las encuestas aportan a veces conclusiones curiosas, incluso contradictorias. Aunque si escarbas un poco en las cifras, todo tiene una explicación. Es lo que sucede con un sondeo realizado por IMOP para la firma de comunicación Llorente y Cuenca, en el que los españoles dicen que el PSOE es el partido que más se ha esforzado para conseguir un acuerdo de Gobierno y también el principal responsable de que no se haya llegado a un pacto. Es decir, una cosa y la contraria.

La pregunta surge inmediatamente: ¿Es Pedro Sánchez el héroe o el villano de la política nacional? Y la respuesta esta clara: según para quién. Lo que es indiscutible es que el 42,2% de los encuestados consideran que el líder del PSOE es el que más lo ha intentado, muy por encima de Ciudadanos (21,7%), Podemos (9,4%) o el PP (6,0%). Además, apoyan la candidatura de Sánchez a héroe, no sólo votantes declarados del PSOE, sino también de Podemos y de IU.

No hace falta acudir a los sondeos para dictaminar que el secretario general de los socialistas es el político que más esfuerzos ha realizado para intentar formar un Gobierno. Lo ha hecho contra viento y marea, contra derechas e izquierdas, y contra algunos de sus compañeros de partido. Hay que reconocerle ese valor, aunque no haya tenido éxito y aunque le pueda pasar factura el 26 de junio.

Sánchez hizo una mala campaña electoral (poco apoyado por sus competidores internos), que intentó compensar en los debates (sobre todo en el último, un cuerpo a cuerpo con Mariano Rajoy) y que le llevó a cosechar el peor resultado de la historia del PSOE desde la Transición. Aun así, declaró la noche del 20 de diciembre que era “un momento histórico”. Durante los días siguientes, el líder socialista estaba prácticamente muerto, desde el punto de vista político; pero supo rehacerse y, con una buena finta en el comité federal del 28 de diciembre, inició una ofensiva que le llevó a recibir el mandato real para intentar la investidura como presidente del Gobierno.

Desde ese momento, hasta hace apenas 10 días, Sánchez lo ha intentado de verdad y ha creído que podía conseguirlo, aunque desde fuera la mayoría pensaba que, como ha sucedido, Pablo Iglesias le iba a engañar y a traicionar. Por eso, probablemente, ni los propios votantes de Podemos piensan que su líder se ha esforzado en conseguir un acuerdo de investidura.

Pedro Sánchez, ¿héroe o villano?

Votantes del PP y Podemos

Por el otro lado, ante la pregunta ¿qué partido es el principal responsable de que no se haya conseguido un acuerdo de Gobierno?, Sánchez se lleva también, paradójicamente, el primer puesto. Gracias, eso sí, a la opinión de los votantes del PP y Podemos, que son precisamente las fuerzas que más han bloqueado cualquier acuerdo. De hecho, Iglesias obtiene un 28,7% como responsable del fracaso del pacto, muy cerca del 31,2% de Sánchez.

La encuesta de IMOP confirma también lo que venían diciendo todos los trabajos previos: que el 58,8% de los españoles hubieran preferido un acuerdo para formar Gobierno que unas nuevas elecciones (37,0%) y, por lo tanto, valoran positivamente el esfuerzo realizado por el PSOE y Ciudadanos, a los que dan una nota de valoración superior al PP y Podemos.

En cuanto a la valoración de líderes, el trabajo encargado por Llorente y Cuenca coincide también con los últimos sondeos de Metroscopia para EL PAÍS. Albert Rivera aprueba con un 5,3 de media, seguido de Alberto Garzón (5,0), Pedro Sánchez (4,8), Pablo Iglesias (3,8) y Mariano Rajoy (3,5). Estos dos últimos son los que obtienen un resultado más polarizado, con notable de sus votantes y prácticamente un cero por parte del contrario ideológico.

Ante la pregunta ¿a cuál de estos líderes políticos prefería como presidente del Gobierno?, la victoria es para Sánchez (27,1%), seguido de Rajoy (23,4%), Rivera (21,9%), Garzón (12,3%) y, por último, Iglesias (11,9%).

Cuarteles generales

En medio de esta sopa de letras y números, en los cuarteles generales de los cuatro grandes políticos se preparan ya para una nueva campaña electoral más dura y polarizada que la anterior. En sede nacional del PP y en La Moncloa parecen satisfechos con los datos que manejan, ya que, sin haber movido un dedo, mantienen su suelo de votos intacto y la posibilidad de llegar a un acuerdo con Ciudadanos, que subiría en votos y escaños.

En Podemos se encendieron hace semanas las luces de alarma, por los malos resultados de las encuestas y los enfrentamientos internos, e intentan corregirlo con una alianza electoral con IU que les podría llevar hasta el sorpasso al PSOE. Un acuerdo difícil, pero que ya está en marcha.

Y, por último, en el PSOE existe una sensación agridulce. Sánchez sabe que ha hecho lo que tenía que hacer, pero no está seguro de que los electores se lo vayan a premiar. La política es así de injusta. Los socialistas son conscientes de que se lo juegan todo a una campaña en la que, o están unidos, o pueden perder la hegemonía de la izquierda en España.