Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos tendría que consultar a las bases sobre un acuerdo estatal con IU

El partido celebró un referéndum en julio en el que preguntó solo por alianzas autonómicas

Pablo Iglesias y Alberto Garzón, en el Congreso, este miércoles.

El posible acuerdo electoral entre Podemos e Izquierda Unida, que aún no está cerrado pero sí próximo, tendría que ser refrendado por las bases de Podemos si finalmente se alcanza a escala estatal, una posibilidad sobre la que se ha abierto ya Podemos. El partido de Pablo Iglesias celebró el pasado mes de julio un referéndum entre sus simpatizantes para que validaran su estrategia de llegar a acuerdos electorales a nivel autonómico como máximo, de forma que si acepta ahora un pacto estatal esa consulta quedaría caducada, aunque los estatutos no le obligan. En el caso de IU, el partido no ha decidido si sometería a referéndum de su militancia el pacto con Podemos, como reclaman algunos sectores, aunque la dirección recuerda que sus estatutos tampoco le obligan. En ambas formaciones hay contrarios a la posible alianza, con lo que la consulta a las bases cobrará especial importancia.

En el mes de julio del año pasado, cuando Podemos e IU negociaron un acuerdo, que acabó frustrándose salvo en dos comunidades (Galicia y Cataluña), Podemos celebró una consulta a sus simpatizantes con la siguiente pregunta: "¿Aceptas que el Consejo Ciudadano de Podemos, en aras de seguir avanzando en la construcción de una candidatura popular y ciudadana, establezca acuerdos con distintos actores políticos y de la sociedad civil siempre que 1) los acuerdos se establezcan a escala territorial (nunca superior a la autonómica) 2) se mantengan siempre el logotipo y el nombre de Podemos en el primer lugar de la papeleta electoral incluso si eso implica concurrir a las elecciones generales en algunos territorios con fórmulas de alianza (Podemos-X)?"

La pregunta, por tanto, blindaba la estrategia de Podemos entonces, que era aceptar solo un acuerdo a escala autonómica. Así se hizo con las alianzas en Galicia, Cataluña y Comunidad Valenciana, donde Podemos concurrió a las elecciones generales en coaliciones junto a otras fuerzas como Anova, IU, En Comú o Compromís. El partido de Alberto Garzón aceptó al final integrarse solo en esas dos comunidades, aunque su voluntad era, al igual que ahora, un acuerdo nacional.

Ahora, una alianza nacional cambiaría el marco de la anterior consulta en Podemos, y lo lógico es que el partido volviera a consultar a sus simpatizantes, como lo hizo entonces. En el partido recuerdan que sus estatutos solo les obligan a convocar un referéndum sobre los pactos de Gobierno, no obstante, son conscientes de que sería razonable hacerlo.

La cuestión de la consulta no es menor, porque podría ser aprovechada por los contrarios al acuerdo, tanto en Podemos como en IU, para tumbarlo, aunque se hubiera alcanzado un pacto entre las cúpulas. En Podemos, el sector de los errejonistas, aunque ha asumido el grueso de las intenciones —fundamentalmente, ir a una alianza estatal— alberga reticencias importantes sobre cómo afectaría ese pacto al proyecto "transversal" de Podemos, y dependiendo de en qué términos se cerrase (qué tipo de campaña o qué puestos en las listas consiga IU) podría plantar oposición.

En IU, el sector del excoordinador Gaspar Llamazares, Izquierda Abierta, es contrario a cualquier pacto con Podemos, aunque es minoritario dentro de la coalición. El sector al que apoya el coordinador Cayo Lara, con más apoyo dentro del partido, se muestra receloso de acuerdos que difuminaran la identidad de IU y sus siglas. Su candidata a liderar IU, la eurodiputada Paloma López, ha reclamado en una entrevista en la Cadena SER que la coalición celebre un referéndum entre la militancia sobre el acuerdo con Podemos.

Echenique y un dirigente de confianza de Garzón sondean el terreno

Las negociaciones aún no han comenzado, sostienen tanto en Podemos como en Izquierda Unida, pero sí los contactos. El camino ya está abierto por los líderes, Pablo Iglesias y Alberto Garzón, que mantienen una buena relación personal y llevan meses conversando en privado sobre la posibilidad de una alianza.

Pero los contactos ya han descendido a los aparatos, y ayer el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, se reunió en el Congreso de forma discreta con el coordinador general de IU en Andalucía y dirigente de la máxima confianza de Alberto Garzón, Toni Valero. 

El encuentro, confirmado a EL PAÍS por el dirigente de IU, fue solamente un "sondeo" de las posiciones antes de abrir la negociación la semana que viene cuando se confirmen las elecciones. El interlocutor de IU percibió que Podemos ha abierto el debate sobre la posibilidad de aceptar un pacto estatal y una coalición, como quiere IU. Valero destaca el "talante" de Echenique como un elemento que favorecerá el acuerdo,aunque dependerá de que Podemos acepte las condiciones de IU, basadas en un pacto federal, en coalición y con reconocimiento mutuo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información